Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

5G y la nube en el borde, tecnologías clave para la recuperación económica

  • Infraestructura

cloud generica

Ahora que los diferentes sectores económicos se están reactivando en los países más afectados por la pandemia, las empresas necesitan reevaluar sus estrategias para hacer frente a la recesión. En esta nueva etapa, en la que van a mantenerse el trabajo remoto y las limitaciones de contacto interpersonal, las infraestructuras de la nube en el borde y las redes de comunicaciones 5G tendrán un papel fundamental.

Desde que dio comienzo el confinamiento, las empresas de países como España comenzaron a cambiar su estrategia operativa para dar cabida al teletrabajo, y también para automatizar al máximo cualquier interacción con los usuarios y clientes y minimizar el riesgo de contagio. Muchos de estos cambios han llegado para quedarse, porque las empresas están aprendiendo a trabajar de otra forma, que en muchos casos es incluso más eficiente y permite reducir costes tradicionalmente fijos, como los relativos a los puestos de trabajo.

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

Pero esto también tiene su propio coste, ya que las infraestructuras tecnológicas y las redes empresariales no estaban bien preparadas para una situación como la que estamos viviendo, por lo que muchas organizaciones públicas y empresas han tenido que adoptar soluciones poco ortodoxas para salir del paso. Ahora que los efectos de la enfermedad están mitigándose ya se está comprobando que nada volverá a ser exactamente igual que antes de la pandemia, y mucho menos en las empresas, que ahora deberán escoger si consolidan sus estrategias adoptadas “temporalmente” para superar la crisis o si darán el paso final hacia una transformación definitiva.

Según los expertos de ABI Research, esta segunda opción parece ser la que tomarán buena parte de las empresas, que apostarán por modelos que ya han adoptado parcialmente, y que les aportan beneficios operativos y comerciales. Pero modificar la arquitectura de la red empresarial para ser más flexibles y dinámicos a través del teletrabajo y las nuevas tecnologías exige implementar toda una nueva gama de sistemas, entre los que los expertos destacan las infraestructuras cloud-Edge y las redes 5G.

En el último informe de ABI Research pronostican que estas dos tecnologías van a ser clave para la recuperación económica, ya que estarán íntimamente ligadas a la transformación digital que buscan las empresas. Y tendrán un papel aún más importante si se produce lo que muchos temen: un rebrote virulento de la enfermedad, ya sea este mismo otoño-invierno o en temporadas posteriores. Y estas tecnologías no solo impactarán en ciertos sectores, sino que generarán un mercado floreciente en diferentes eslabones de la cadena de suministro tecnológico, e impulsarán grandes beneficios comerciales para industrias como la de telecomunicaciones o las de diferentes categorías de servicios tecnológicos.

Las estimaciones de ABI Research son que las ventas de chipsets de inteligencia artificial en la nube crecerán desde los 2.600 millones de dólares de 2020 a unos 12.000 millones para el año 2025 (CAGR de 36%). Esto tiene una relación directa con las tecnologías de computación perimetral, ya que cada vez se hace más necesario acercar las capacidades de la IA a las ubicaciones perimetrales, para entregar servicios de IA a la velocidad que requieren los clientes. Aunque esta es solo una muestra de por dónde irá la industria en los próximos años, en relación a estas dos tendencias tecnológicas.

Como explica en su informe Don Alusha, analista senior de ABI Research, “Una combinación de cómputo en la nube y conectividad 5G ultra confiable de baja latencia será la base para impulsar el crecimiento posterior a COVID-19. Este crecimiento no es solo para las telecomunicaciones, sino también para una multitud de industrias pesadas en activos, que están adoptando los primeros procesos y operaciones digitales”. Con esto se refiere a la sinergia entre 5G y la computación cloud en el borde, que proporcionará grandes oportunidades a los proveedores de servicios de comunicaciones (CSP), que se enfrentan a un cambio importante en la propia naturaleza de los servicios que demandan sus clientes.

Además, la transformación que ha impulsado la pandemia abarca otros sectores relacionados, como es el de los operadores hiperescala, que ahora deben afrontar sus propios cambios. Según dice Alusha, “los proveedores de hiperescala como Amazon y Microsoft están aprovechando sus operaciones de pequeña escala para lanzar sus ofertas cloud-edge. Tienen la visión de desarrollar capacidades cercanas al límite, pero no necesariamente tienen la penetración y distribución de las capacidades de red que tienen los CSP. Claramente, hay una oportunidad lista para ser abordada por alguien, pero aún no se sabe quién captura qué partes del emergente borde de la nube y el ecosistema 5G”.