Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Japón tiene el superordenador más potente del mundo...de momento

  • Infraestructura

HPC-Fujitsu-Fugaku

Con el nuevo supercomputador Fugaku japón se sitúa a la cabeza de la lista Top500, desbancando al computador estadounidense Summit, fabricado por IBM. Este nuevo equipo está instalado en el Centro RIKEN de Ciencias Computacionales (R-CCS), en Kobe, y proporcionará un rendimiento Rpeak de 415.530 Teraflops/s, casi triplicando la potencia del anterior líder.

Se acaba de anunciar la entrada en funcionamiento del superordenador Fugaku, el más potente creado hasta la fecha, culminando un proyecto de desarrollo y construcción que comenzó en 2014. Este gran esfuerzo ha dado como resultado una plataforma de computación de alto rendimiento que se encuentra muy por encima de las demás construidas hasta el momento. De hecho, su rendimiento Rpeak de 0,54 exaFLOPS (415.530 Teraflops/s) es casi tres veces mayor que el del anterior líder de la clasificación Top500, el supercomputador estadounidense Summit, construido por IBM (148 PFLOPS) para el Laboratorio Nacional Oak Ridge de Tennessee, que mantuvo su posición durante tres años.

Aunque sus creadores afirman que es capaz de alcanzar un exaFLOP en tareas de precisión simple o reducida, que se pueden usa en el aprendizaje automático y otras aplicaciones de la inteligencia artificial. El superordenador Fugaku está ubicado en el Centro RIKEN de Ciencias Computacionales (R-CCS), en Kobe (Japón), y está construido sobre la base de los procesadores SoC A64FX de 48 núcleos, basado en la arquitectura ARM, fabricados por la empresa japonesa Fujitsu. Y, de hecho, es el primer equipo con este tipo de procesadores que logra alzarse con el primer puesto del ranking Top500.

Como explican sus responsables, actualmente la enorme capacidad de computación de este equipo se está aplicando de forma experimental a la investigación de la pandemia, por ejemplo realizando simulaciones avanzadas de modelos de propagación del virus SARS-CoV-2, y también para medir la efectividad de la aplicación de rastreo de contactos que se está usando en Japón para controlar el contagio.

Ahora que ha llegado el primer ordenador que se puede considerar como perteneciente a la era exaescala, el ranking de la lista Top500 tiene un nuevo líder, seguido a cierta distancia por el Ordenador Summit, compuesto por 4.365 nodos, cada uno con dos CPU Power9 de 22 núcleos y seis tarjetas Nvidida Tesla V100. El tercer lugar es para Sierra, otra máquina de IBM con una arquitectura similar, pero con 4.320 nodos compuestos por las mismas dos CPU de IBM y en esta ocasión “solo” cuatro tarjetas Tesla V100.

Los dos siguientes ordenadores, ubicados en China, son Sunway TaihuLight, con un rendimiento solo ligeramente inferior a Sierra (93.014,6 Teraflops/s), y Tianhe-2A (61.444,5 Teraflops/s). La sexta posición es para el superordenador HPC5, propiedad de la empresa italiana de energía Eni, con una potencia de 35.450 Teraflops/s, y la máquina española más potente, Mare Nostrum (6.470,8 Teraflops/s), queda relegada a la posición 38 de este ranking.