Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Más supercomputadores europeos se suman a la lucha contra el COVID-19

  • Infraestructura

IBM Supercomputador

Las instituciones científicas están volcándose en la lucha contra la pandemia, poniendo a disposición de los investigadores sus plataformas de supercomputación bajo el paraguas del Consorcio HPC Covid-19. Hasta ahora muchas se han sumado a esta iniciativa creada en Estados Unidos, y ahora se ha anunciado que las organizaciones europeas PRACE y UKRI también aportarán sus recursos para trabajar en la búsqueda de un tratamiento contra la enfermedad.

Acelerar los estudios sobre la enfermedad del COVID-19 requiere aplicar la mayor capacidad de computación posible, que permita analizar y comprender los datos de cada una de las líneas de investigación que se están siguiendo. Pero desde hace meses las instituciones se han rendido a la evidencia de que lo mejor es trabajar en común, y poner todos los recursos disponibles al servicio de esta tarea. Para ello las autoridades estadounidenses e IBM impulsaron la creación del Consorcio HPC COVID-19, cuyo fin es aglutinar la capacidad de computación de diferentes plataformas HPC en un esfuerzo común.

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

Inicialmente, este consorcio se originó en marzo, con la colaboración de los principales proveedores de la nube, sumando cientos de petaflops provenientes de más de 56 equipos de supercomputación norteamericanos. Pero más allá de su ubicación inicial, la organización ha ido sumando las capacidades tecnológicas de nuevas instituciones en otras regiones del mundo. Ahora, dos nuevos supercomputadores europeos entrarán a formar parte del Consorcio, contribuyendo a la investigación contra la pandemia.

Una de estas organizaciones es la Asociación para la Computación Avanzada en Europa (PRACE), que pondrá al servicio del Consorcio la plataforma HPC Piz Daint, del Centro Nacional de Supercomputación de Suiza, que cuenta con una capacidad de 21 petaflops. Además, la organización UKRI (Investigación e Innovación del Reino Unido) contribuirá con tres supercomputadores, entre los que se cuenta ARCHER, con 2,55 petaflops.

Como dijo Amanda Solloway, Ministra de Ciencia del Reino Unido, “hacer frente al coronavirus requiere un esfuerzo internacional conjunto y fuerte, y las mejores mentes en ciencia y tecnología compartiendo su investigación y conocimiento. Al unirse a este consorcio, nuestros investigadores líderes podrán acceder a algunas de las computadoras más avanzadas del mundo para acelerar su investigación, obtener acceso a nuevos desarrollos y compartir las tecnologías informáticas de clase mundial del Reino Unido para encontrar una solución a esto virus”.