Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Estados Unidos contará con el superordenador más potente del mundo

  • Infraestructura

El-Capitan

Con el nombre de El Capitán, este superordenador ofrecerá una capacidad de computación de más de 2 exaflops, que se usarán para impulsar los trabajos de la Administración Nacional de Seguridad Nuclear de los Estados Unidos. Esta gran máquina entrará en funcionamiento a principios de 2023 y estará situada en el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore, aunque dará servicio a otras instituciones.

En los últimos meses diferentes agencias gubernamentales de Estados Unidos han lanzado proyectos de construcción de nuevos superordenadores de primer nivel, abarcando diferentes campos clave para el país, desde la defensa a la predicción climática. Ahora, la administración ha anunciado que instalará el superordenador más potente de la actualidad, que ha recibido el nombre en clave de “El Capitán”, una gran máquina con una capacidad de computación que superará los 2 exaflops, convirtiéndose en la que actualmente sería la plataforma de supercomputación más potente del mundo.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Este equipo será construido por HPE y AMD y comenzará a funcionar a principios de 2023, dedicando sus capacidades de nueva generación al desarrollo de proyectos de la Administración Nacional de Seguridad Nuclear de los Estados Unidos. Los planes anunciados por las autoridades norteamericanas indican que esta gran plataforma estará instalada en el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore, pero también dará servicio a los laboratorios de Sandia y Los Alamos, que gracias a ello contarán con capacidades ampliadas para trabajar con la inteligencia artificial y el aprendizaje automático.

Según han dado a conocer, el equipo estará fabricado con CPUs AMD EPYC de la gama Genoa, que usan el núcleo Zen 4, y también con GPUs AMD Radeon Instinct, construidas con la arquitectura AMD Infinity de tercera generación. Además, contará con el software de computación heterogénea AMD ROCm y con los sistemas HPE Cray Shasta, que se están utilizando en diferentes superordenadores de nueva generación del país.

Esta nueva plataforma HPC entrará a formar parte de la nueva generación de supercomputadores que Estados Unidos está desarrollando, con los que quieren mantenerse a la cabeza en el campo de la supercomputación. En este sentido, las autoridades han informado de que El Capitán trabajará en colaboración con otros equipos de capacidades exaescala, como el equipo Frontier, construido también con tecnología AMD, que alcanzará una capacidad de computación estimada en unos 1,5 exaflops.