Continua el crecimiento en el mercado de ordenadores de EMEA

  • Infraestructura

Persona_trabajador

Según las cifras preliminares presentadas por IDC, en el segundo trimestre del año el mercado de ordenadores personales de EMEA ha vuelto a crecer más de lo esperado. Este es el quinto trimestre consecutivo en el que los ingresos han crecido a una tasa de dos dígitos, y los expertos creen que esta tendencia se mantendrá en la segunda mitad del año.

Recomendados: 

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer 

Guía para implementar una CDN moderna Leer 

Las ventas de ordenadores siguen creciendo en las regiones más desarrolladas, como es el caso de EMEA, donde las empresas y los consumidores están embarcados en una corriente de adquisición masiva de equipos. Uno de los motores es la expansión y consolidación de las estrategias de trabajo remoto, y otros son el ocio digital en general, y el segmento de PC gaming, por otro. Las cifras preliminares que acaba de presentar IDC muestran que los envíos de PC tradicionales (sobremesa, portátiles y workstation) han crecido de nuevo un 17,2% interanual en el segundo trimestre de 2021, alcanzando unos 24,4 millones de unidades.

Este es el quinto trimestre consecutivo de crecimiento a una tasa de dos dígitos en la región que, de seguir así, podría finalizar el año con un total de 99,7 millones de unidades vendidas, un récord difícil de anticipar hace tan solo un año, y que supera las anteriores previsiones de los expertos. Este crecimiento meteórico se debe a la constante demanda de los consumidores, que buscan nuevos equipos para trabajar y estudiar desde casa, y para estar preparados ante las futuras modalidades de trabajo híbrido.

Los analistas esperan que el segmento comercial de Europa Occidental crecerá un 12,5% interanual en este segundo trimestre que se cierra ahora, y que volverá a hacerlo en el tercero. Pero esta vez las cifras crecerán gracias a la demanda sostenida de los gobiernos y a las nuevas licitaciones de educación, además de a la recuperación de la actividad empresarial, que impulsará una nueva oleada de renovación de equipos en las oficinas, una operación que se mantuvo en stand by el año pasado, a la espera de ver cómo se desarrollaban los acontecimientos en torno a la pandemia.

Como explica Simon Thomas, analista de investigación del área de computación personal de Europa Occidental, en IDC, “el mercado de PC continuará su impulso de crecimiento en 2021, a pesar de los problemas actuales de la cadena de suministro. La proporción sustancial de la demanda está, por supuesto, en el lado de los ordenadores portátiles, impulsada por el deseo de los consumidores de dispositivos delgados y livianos, y el cambio comercial hacia las soluciones móviles”.

Así, el segmento de consumo de Europa Occidental verá un crean crecimiento este trimestre, superando en un 33,7% las cifras del año pasado, ya de por sí positivas. Y los expertos creen que la mejoría afectará tanto a los ordenadores portátiles como a los equipos de sobremesa, que comenzarán a ver un mayor repunte de ventas. Especialmente por los equipos del segmento gaming, que seguirán cosechando buenas cifras a pesar de la escasez de componentes. Así, las ventas de PC de sobremesa crecerán un 16,3% interanual.

Mientras tanto, en las regiones de Europa Central y del Este (CEE), y Medio Oriente y África (MEA), las cifras generales del mercado de ordenadores serán de un crecimiento interanual del 9,1% y 12,3%, respectivamente. Así, en CEE los envíos podrían alcanzar unos 4,2 millones de unidades en este segundo trimestre, que los expertos atribuyen sobre todo al sector privado. Mientras que en MEA los envíos llegarán probablemente a unos 3,3 millones de unidades, también gracias sobre todo al sector privado, ya que los consumidores relajarán el gasto en nuevos equipos a lo largo del resto de 2021. En términos anuales, IDC espera que el crecimiento de ambas regiones sea de un 14,2% y un 13,7%, respectivamente.

Nikolina Jurisic, senior research manager de IDC Europa, comenta que “la demanda de PC continúa en una trayectoria alta, a pesar de la fuerte demanda del año pasado. Aun así, en los próximos trimestres de 2021 no esperamos ver las tasas de crecimiento extraordinarias registradas a principios de año, ya que el despegue del mercado comenzó en el segundo trimestre de 2020, con la pandemia de COVID”. Y cierra su informe diciendo que en IDC esperan una desaceleración del segmento educativo, pero no a causa de una menor demanda, sino más bien por las dificultades de suministro. Por ello, espera que estas ventas se pospongan a una etapa posterior del año, mientras que los demás pedidos para el gran consumo seguirán manteniendo un ritmo más que saludable.