Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El mercado de PC en EMEA se mantendrá este año, a pesar del coronavirus

  • Negocios

PC Portatiles tienda

Esta es la opinión de los analistas de IDC, que en un reciente informe afirman que la ralentización de la cadena de suministro tecnológico afectará al mercado de PC en EMEA, pero no tendrá un gran impacto. Sus estimaciones son que este año los envíos de equipos podrían bajar solo un 1%, probablemente gracias al impulso residual de la actualización a Windows 10 entre empresas y consumidores.

Los proveedores de ordenadores personales están experimentando un descenso de ventas en los últimos años, debido a que una masa creciente de clientes de consumo ha ido abandonando las plataformas tradicionales en favor de dispositivos móviles. El año pasado el mercado tuvo un repunto gracias a la finalización del soporte a Windows 7, que ha llevado a una actualización masiva a equipos con Windows 10.

A pesar de que el sistema anterior caducó el pasado enero, el proceso de actualización no ha terminado en muchas regiones, entre ellas EMEA, ya que un porcentaje elevado de usuarios personales y empresas no ha actualizado sus equipos. Por ello, los expertos opinan que este impulso ayudará a contrarrestar el efecto negativo que está teniendo el brote del COVID-19 en la cadena de suministro tecnológica.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Según el último estudio de IDC, los envíos de PC tradicionales en la región, incluyendo equipos de sobremesa, portátiles y estaciones de trabajo, alcanzarán los 72,2 millones de unidades en 2020, lo que supondrá un descenso interanual del 1%. En su opinión, la tendencia residual de la actualización a Windows 10 seguirá impulsando las ventas de equipos este año. Pero el estancamiento general del mercado de consumo, junto con las dificultades que está causando el brote del coronavirus en la cadena de suministro, mantendrán las cifras en rojo.

Las previsiones de IDC son que durante el primer trimestre del año el mercado crecerá un 1,6% interanual, pero este impulso irá mitigándose hacia final de año. Como explicó Helena Ferreira, analista de investigación de Personal Computing Devices en IDC para Europa del Este, “la escasez de CPU de Intel y las preocupaciones de la cadena de suministro derivadas del brote de coronavirus afectarán el mercado de PC de Europa occidental en el primer semestre de 2020”. Añadió que “los ordenadores portátiles serán particularmente vulnerables a las limitaciones de suministro, debido a la alta concentración de fabricación que existe en las áreas afectadas de China continental”.

Los expertos de IDC indican que la demanda de quipos de escritorio está siendo más fuerte de lo esperado, especialmente los factores de forma más pequeños, lo que va a contribuir a mantener unas ventas elevadas en los tres primeros trimestres. Esto se apoyará en la tendencia de consumidores y pequeñas empresas de apostar por formatos más contenidos de cara a la actualización de sus ordenadores de escritorio. Sin embargo, los equipos de sobremesa seguirán perdiendo cuota con respecto al resto de formatos.

Los equipos portátiles, especialmente los de formatos ultradelgados, seguirán aumentando su participación en el mercado regional de EMEA, pero la incierta situación económica y política tendrá un impacto negativo en la demanda general de los consumidores. Y esto limitará el crecimiento de los segmentos portátiles a un 1% durante los primeros seis meses del año. Mientras tanto se espera que el impacto de la epidemia del coronavirus sea relativamente limitado, al menos en las subregiones de CEE y MEA.

Eso sí, se espera un posible aumento en el precio de venta de los equipos, lo que probablemente ayudará a que se mantengan unas cifras positivas durante los primeros seis meses de 2020. En palabras de Nikolina Jurisic, gerente de programa de IDC para CEMA, “se espera que el espacio comercial permanezca relativamente fuerte en el primer semestre de 2020, gracias a algunas grandes ofertas en el sector público”.

Pero dijo que “el espacio del consumidor seguirá inhibido por la falta de demanda, los ciclos de vida más largos de la PC y la falta de inventarios desde finales de 2019 en países clave. Para MEA, se espera que el mercado general de PC disminuya en un 0,7% en el primer trimestre de 2020, finalizando el año con un descenso interanual del 1,1%, ya que ni siquiera el segmento comercial podrá compensar la débil demanda del consumidor”.