El mercado de ordenadores seguirá creciendo este año en EMEA

  • Transformación Digital

ordenador, portatil, pc

La demanda de ordenadores para el teletrabajo y el estudio remoto continúa siendo fuerte en regiones como EMEA, donde todavía se van a mantener ciertas restricciones de movilidad. Esto hará que el mercado de PC vuelva a crecer este año, especialmente durante el primer trimestre, cuando se alcanzará un nuevo récord de ventas.

Recomendados: 

IT Trends 2021. La TI salva el negocio Webinar

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer 

El año pasado el mercado de ordenadores ha mostrado un crecimiento que nadie podía anticipar, ya que en los últimos tiempos había sufrido un cierto declive y en no había motivos para creer que la tendencia se invertiría en 2020. La escasez de procesadores y la madurez del mercado hacía que los proveedores se guiaran más por los ciclos de renovación empresarial que por novedades que pudieran revolucionar la industria. Pero el confinamiento llevó al teletrabajo y al estudio remoto, y todo cambió.

El año pasado las ventas de ordenadores alcanzaron niveles récord, especialmente en los ordenadores portátiles, pero en ciertos momentos también aumentaron las de equipos de sobremesa y las de estaciones de trabajo. De cara a este año, los expertos de IDC prevén que el mantenimiento de las medidas de confinamiento en regiones como EMEA va a seguir impulsando la venta de equipos, lo que permitirá superar las cifras logradas el año pasado

En general, los expertos de IDC prevén que este año las ventas generales del mercado de PC en EMEA podrían crecer un 16% interanual, hasta alcanzar un volumen de 96,4 millones de unidades. Aunque el mayor crecimiento se dará en la primera mitad de año, especialmente en este primer trimestre, cuando se esperan un crecimiento interanual del 39,1%. IDC destaca el buen comportamiento que tendrá el mercado en Europa Occidental, donde se anticipa un aumento interanual del 25,6% en los tres primeros meses, manteniéndose un crecimiento de dos dígitos hasta mediados de año, como mínimo.

Como explica Simon Thomas, analista de investigación de computación personal para IDC Europa Occidental, “a medida que se prolonguen los bloqueo más allá de las expectativas de muchos, la demanda de dispositivos de computación personal seguirá aumentando en paralelo”. Explica que, en este tiempo, muchas empresas seguirán avanzando en la transición hacia modelos de trabajo a distancia, mientras que los consumidores seguirán buscando nuevas soluciones de entretenimiento en el hogar durante la pandemia. Por ello, cree que “esto dará como resultado un fuerte crecimiento, a pesar de las numerosas limitaciones causadas por las dificultades de la cadena de suministro”.

Así, el mercado de consumo en Europa Occidental crecerá un 60,5% en el primer trimestre de 2021, con un sorprendente aumento de ventas del 21,6% en el segmento de equipos de sobremesa. Esto estará impulsado por el segmento de ordenadores gaming, que no está sufriendo efectos negativos por la salida al mercado de las nuevas videoconsolas. Sobre todo, teniendo en cuenta las graves interrupciones en el suministro que están sufriendo estos dispositivos.

Por su parte, se anticipa un nuevo récord de ventas en los equipos portátiles, ya que la transición general hacia este factor de forma sigue progresando, y muchos consumidores aprovecharán la excusa del teletrabajo y el confinamiento en general para actualizar sus equipos. El resultado es una previsión de crecimiento interanual del 70,2% en esta categoría de consumo.

En el caso de la subregión de CEMA, las previsiones de IDC han sido revisadas al alza, no solo en el primer trimestre, sino para todo el año, lo que contribuirá decisivamente a impulsar las ventas generales de EMEA. Nikolina Jurisic, directora de investigación senior de IDC EMEA, explica que en estos países la demanda de PC no se ha ralentizado, sino que, “por el contrario, sigue siendo muy fuerte en todos los sectores comerciales, así como en el espacio del consumidor, como reacción a la pandemia”.

En su informe comenta que los bloqueos en la cadena de suministro han afectado mucho a este mercado regional, y que este año se dará salida finalmente a esta demanda acumulada, lo que resultará en una explosión del mercado. Las previsiones de IDC son que en Europa Central y Oriental (CEE) los envíos alcanzarán unos 4,4 millones de unidades en el primer trimestre, solo un poco por debajo de las cifras de diciembre. Mientras tanto, la región de MEA alcanzará unos envíos de 3,3 millones de unidades, creciendo un 3% con respecto al cuarto trimestre de 2020.