Las ventas de portátiles siguen impulsando el mercado de ordenadores en EMEA

  • Infraestructura

Ordenador portátil

El impulso que cogió el mercado de ordenadores el año pasado en la región de EMEA no ha decrecido con el cambio de año, y en el primer trimestre las cifras han sido muy positivas. Sobre todo, gracias a las ventas de ordenadores portátiles para el teletrabajo y la enseñanza en remoto, cuya demanda se mantiene un año después de que se declarase la pandemia y comenzase el confinamiento en los hogares.

Recomendados: 

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer 

Guía para implementar una CDN moderna Leer 

A lo largo del año pasado las ventas de ordenadores se dispararon porque millones de personas se vieron en la necesidad de trabajar desde sus hogares por el confinamiento. Este crecimiento totalmente inesperado se produjo a nivel global, pero en los países desarrollados el impacto de la pandemia fue mayor, como por ejemplo en la región de EMEA, donde el año pasado los ingresos crecieron mucho más de lo que la industria podía imaginar 12 meses antes.

Lejos de haber acabado, este impulso de renovación ha cogido fuerza de nuevo con el cambio de año en gran parte del mundo, pero especialmente en la región de EMEA, y para muchos es un signo de que este año el mercado podría crecer incluso más que en 2020. Según las últimas cifras de IDC, durante el primer trimestre de 2021 el mercado tradicional de ordenadores de EMEA ha crecido de nuevo un 44,1% con respecto al primer trimestre de 2020, alcanzando unos envíos de 23,9 millones de unidades. Aunque en estos meses el mayor aumento de ventas se ha trasladado al mercado de consumo, que ha crecido un 65,7% interanual, frente al 30,1% del segmento comercial.

El mercado geográfico de Europa Occidental es en gran medida responsables de este nuevo crecimiento de ventas, ya que ha mostrado un aumento interanual del 42%. En ello tiene mucho que ver la venta de las diferentes categorías de equipos portátiles, que en conjunto han aumentado un 74,2% hasta 12,6 millones de unidades, mientras que los equipos de sobremesa han vuelto a caer un 21% con respecto al mismo período del año pasado.

Para Simon Thomas, analista de investigación de IDC de dispositivos de computación personal para Europa Occidental, “este rendimiento sustancial de los portátiles se puede atribuir en parte a la fuerte demanda en el segmento comercial. La demanda continua de dispositivos para apoyar el trabajo remoto y la educación debido a los cierres prolongados contribuyó principalmente a este crecimiento, a pesar de las persistentes restricciones de suministro”. Según sus cifras, el segmento comercial creció en torno a un 26% interanual en estos tres primeros meses de 2021, mientras que el segmento de consumo creció un impresionando 75,4% hasta alcanzar 6,3 millones de unidades. Curiosamente, en el segmento de consumo, los equipos de sobremesa también ercieron un 46,6%, según los expertos debido a la demanda de equipos para juegos y entretenimiento en el hogar.

Mientras tanto, en Europa Central y Oriental el mercado general de PC creció un 53,1%, destacando el aumento del 69,1% en los equipos de consumo, frente a un 33,3% más de ventas del segmento empresarial. Según explica Stefania Lorenz, de IDC EMEA, “como se esperaba, el mercado de PC registró otro crecimiento récord, especialmente en comparación con un primer trimestre de 2020 relativamente más débil. Ambas regiones, CEE y MEA informaron un crecimiento anual del 53,1% y 43,1% respectivamente”.

Y, destaca que se produjo un crecimiento de dos dígitos en los diferentes factores de forma, tanto portátiles como sobremesa, y tanto en ek segmento comercial como en el gran consumo. Comenta que “en la región de Europa central y oriental, el segmento de consumo creció un 69,1% interanual, impulsado por la demanda en curso y por la necesidad de los proveedores para llenar el bajo inventario existente en el mercado”. Y concluye que “el sector comercial sigue siendo impulsado por acuerdos de educación en ambas regiones.