La demanda de portátiles ODM se mantendrá más allá del primer semestre

  • Negocios

teletrabajador portatil video

Aunque pudiera parecer que el año pasado se vendieron suficientes portátiles, los expertos opinan que todavía queda mucho mercado por explotar a nivel mundial. Y, basándose en la información proporcionada por los fabricantes ODM, anticipan que la demanda de nuevos equipos se mantendrá con solidez durante los primeros seis meses de 2021.

Recomendados: 

IT Trends 2021. La TI salva el negocio Webinar

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer 

Según las previsiones de los fabricantes ODM de portátiles, la demanda de laptops va a mantenerse sólidamente en la primera mitad de 2021, debido a que muchas empresas todavía están avanzando en sus estrategias de teletrabajo, y este año seguirán invirtiendo en nuevos equipos. Además, este año se notará más la contribución del estudio remoto al mercado, ya que las nuevas tecnologías están tardando más en entrar en las aulas, y este año los consumidores y las instituciones académicas invertirán más en ordenadores y otros dispositivos enfocados a la enseñanza.

Por ahora, los principales fabricantes de componentes para ordenadores portátiles reportan una demanda sólida por parte de los ODM, y estos anticipan que los pedidos se mantendrán estables en la primera mitad de 2021. Pero, además, cada vez tiene más claro que esta tendencia se mantendrá a lo largo de la segunda mitad del año, y lo mismo podría suceder con otras categorías de dispositivos electrónicos, como los tablets enfocados a la educación.

Los expertos de la firma de investigación Digitimes Research destacan que el sudeste asiático está ofreciendo grandes oportunidades de creciente para el mercado de portátiles ODM. Y opinan que los clientes de la región probablemente serán la principal fuente de ingresos de la industria en el segundo semestre, gracias al impulso que está teniendo la economía y la transformación digital en la región. Mientras que en los países occidentales la demanda probablemente descenderá pasada la primera mitad de 2021, en esta región los pedidos podrían continuar más allá del verano.

Como ya se ha visto en los últimos meses, los Chromebooks van a seguir ganando peso en la industria, aunque el progreso de sus ventas seguirá ligado a la disponibilidad de CPU. En las últimas etapas de 2020 ya se ha producido una escasez importante de ciertas categorías de chips, y no está claro si los proveedores de CPU podrán suplir la demanda al ritmo necesario a medio plazo.