Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La pandemia ha impulsado un nuevo récord de ventas de ordenadores en EMEA

  • Negocios

Tienda PC compradora

Con el confinamiento decretado en buena parte de Europa durante la pandemia, se ha impulsado rápidamente la venta de ordenadores para el trabajo remoto en la región, sobre todo de portátiles. Según las últimas cifras publicadas por IDC, en lo que va de año la demanda acumulada ha alcanzado un crecimiento que no se había visto desde 1998, y esta tendencia podría continuar el resto del año, aunque con menos fuerza.

Recomendados: 

El arte de la inteligencia artificial centrada en el cliente Leer 

La persistencia del ransomware Webinar ondemand

La mayor parte de las empresas europeas se ha visto en la necesidad de implementar el teletrabajo, lo que ha obligado a adquirir nuevos equipos informáticos para que los empleados pudieran trabajar desde sus hogares. Esto se ha convertido en una renovación tecnológica en toda regla y, según los expertos de IDC, la demanda de equipos, bien por los compradores empresariales, bien por los usuarios finales, ha alcanzado niveles que no se veían desde 1998.

Concretamente, el mercado de PC tradicional en EMEA, que abarca equipos de sobremesa, portátiles y estaciones de trabajo, ha aumentado un 26,4% interanual en el segundo trimestre de 2020, alcanzando unos envíos de unos 20,7 millones de unidades. Tras los primeros meses de dificultades en la cadena de suministro global, los clientes de la región han aumentado su demanda de portátiles un 49%, lo que ha permitido superar la caída en la demanda de PCs de sobremesa (-16,1%).

Las cifras de IDC revelan que el mercado de Europa Occidental superó todas las expectativas, con un crecimiento del 30,6%, algo que no se había visto desde 1998. En este sentido, la demanda de los clientes comerciales creció un 20,5%, mientras que la del mercado de consumo ha alcanzado un crecimiento del 51,2%, absolutamente inesperado.

Para Liam Hall, analista de investigación senior de IDC Western Europe Personal Computing, el segundo trimestre de 2020 “marca el mayor crecimiento de consumo jamás registrado en Europa Occidental. Los bloqueos significaron que los hogares con un solo dispositivo se enfrentaron con la imposibilidad de compartir el ordenador familiar para hacerse cargo de las necesidades simultáneas de trabajo, estudio y entretenimiento. Los ordenadores portátiles han sido la solución clave, con un crecimiento del 61,4% interanual, pero incluso los equipos de sobremesa han experimentado una fuerte demanda, con un crecimiento interanual de 10,8%”.

En el ámbito comercial, el crecimiento en EMEA se vio impulsado por la gran adopción de equipos portátiles (+55,2%), lo que compensó la caída de los equipos de escritorio (-30,4%). Esto se debe a que los portátiles han sido la opción preferida para soportar la carga de teletrabajo y de estudio remoto. Y, como en el primer trimestre se produjeron importantes retrasos, en el segundo los envíos se han disparado para responder a la demanda acumulada. En cuanto a los equipos de sobremesa, todavía ha habido un remanente de ventas en las empresas que confiaban en mantener el puesto de trabajo remoto de sus empleados, por lo que no recurrieron a equipos portátiles.

Por otro lado, como explica Nikolina Jurisic, gerente de investigación senior, IDC EMEA, “el mercado general de PC fue impulsado fuertemente por la demanda del consumidor junto con las licitaciones en el sector público y la demanda en los sectores comerciales en general. La educación en el hogar y el trabajo a domicilio impulsaron el tremendo aumento de la demanda, y las ventas alcanzaron los 6,75 millones de unidades en dos regiones combinadas”. Y concluyó su informe diciendo que, además, “los juegos de PC y la necesidad de entretenimiento durante el distanciamiento social ayudaron al crecimiento de los equipos de sobremesa”.