La venta de portátiles alcanzará los 240 millones de unidades este año

  • Infraestructura

teletrabajador portatil video

Después de un 2020 de crecimiento acelerado, el mercado mundial de equipos portátiles ha seguido creciendo en 2021, impulsado por la digitalización y las nuevas tendencias de trabajo híbrido y remoto. Los expertos han constatado un sólido crecimiento en el tercer trimestre y, aunque el mercado está sujeto a fluctuaciones, esperan que este año los envíos alcancen los 240 millones de unidades, un 16,4% más que el año pasado.

Recomendados: 

Empresas data driven: estrategias de datos para marcar la diferencia Evento 

La hoja de ruta de DevOps en materia de seguridad Leer 

Las ventas de equipos portátiles han seguido creciendo a lo largo de este año, especialmente en los mercados norteamericano y europeo, que han experimentado un progreso impresionante desde que se declaró la pandemia. Inicialmente las ventas estuvieron impulsadas por el teletrabajo, pero tras la contención de la pandemia el nuevo motor de ventas está siendo el retorno de los empleados a las oficinas, en muchos casos bajo modalidades de trabajo híbrido.

Las empresas han retomado el gasto en la renovación de equipos, después de un año de contención por la incertidumbre económica, y ahora han cambiado el enfoque hacia los equipos portátiles, que permiten una mayor flexibilidad a los empleados para desempeñar sus funciones tanto en la oficina como en casa o en cualquier otro puesto de trabajo en movilidad.

Según los analistas de TrendForce, en el tercer trimestre de 2021 el mercado de portátiles se ha beneficiado precisamente de esta tendencia hacia las modalidades de trabajo híbrido, y también de los esfuerzos de los fabricantes por posicionarse en un mercado que continúa dando muchos dividendos. Además, la congestión de la cadena de suministro global lleva a los clientes a anticiparse a las necesidades que vendrán en el cuarto trimestre, por lo que han acelerado los pedidos en el tercero. En suma, Trendforce pronostica que este año el mercado mundial se cerrará con un aumento interanual del 16,4% en los envíos de equipos portátiles, alcanzando los 240 millones de unidades.

En su opinión, en el cuarto trimestre se incrementará la demanda de equipos con los nuevos procesadores Intel y el sistema Windows 11 preinstalado, aunque el volumen de envíos seguirá condicionado por el efecto que tenga el progreso de la pandemia y por la demanda de equipos comerciales. Prevén que para 2022 la vacunación habrá progresado mucho a nivel mundial y se relajará la demanda de tecnologías como los equipos portátiles, cuyas ventas podrían descender entre un 7% y un 8% interanual en todo el año, quedando en unos 220 millones de unidades. Pero señalan que esta cifra seguiría estando 60 millones por encima de la de 2019.

En su informe, los analistas de Trendforce destacan el impresionante comportamiento de la categoría de Chromebooks, cuyos envíos podrían alcanzar los 36 millones de unidades este año. A pesar de que esta categoría de equipos fue el principal motor de ventas de portátiles en el primer semestre del año, en el segundo su demanda ha bajado considerablemente, afectando especialmente a las marcas HP y Samsung. Aunque esta situación se percibe como algo natural, ya que el mercado de Chromebooks se ha nutrido especialmente de las iniciativas de digitalización de la enseñanza y la educación a distancia, y el mercado ya se encuentra muy saturado, por lo que habrá que esperar al siguiente ciclo de renovación para que las ventas crezcan de nuevo de forma significativa.

En cuanto a los portátiles empresariales, los analistas de Trendforce esperan que en algún punto de este segundo semestre se vea una nueva ola de renovación en el segmento empresarial, lo que probablemente beneficiará a los proveedores más enfocados en este mercado, especialmente Dell, que está enfocado principalmente a los equipos empresariales. En el mejor de los casos, esperan que el mercado de portátiles comerciales se mantenga en niveles similares a los del tercer trimestre, pero alertan ante los problemas derivados de la escasez de componentes.