Los portátiles seguirán dominando el mercado de ordenadores y tabletas

  • Infraestructura

ordenador, portatil, pc

Este año las ventas de ordenadores y tabletas crecerán algo menos de lo previsto hace unos meses, pero seguirán haciéndolo, a pesar de los problemas que se están produciendo en la cadena de suministro. A partir de 2022 se espera que los portátiles se conviertan en la categoría principal del mercado, con envíos muy superiores a los de PC de sobremesa y tabletas.

El último informe de IDC sobre el mercado de ordenadores y tabletas revela que este año los envíos de PC aumentarán un 14,2% interanual, hasta unos 347 millones de unidades. Estas previsiones son más bajas que las realizadas en el mes de mayo, cuando anticipaban un aumento interanual del 18%, pero la mala situación en la cadena de suministro y los problemas logísticos han impactado en el mercado. En el caso de las tabletas también se han recortado las previsiones, que ahora están en un crecimiento del 3,4% para todo 2021.

Ryan Reith, vicepresidente de programas de Rastreadores Mundiales de Dispositivos Móviles, en IDC, dice que la oferta seguirá siendo limitada en e mercado de PC y tabletas, aunque la demanda sigue siendo fuerte. Afirma que “el aumento de la escasez de suministro, combinada con los problemas logísticos en curso, están presentando a la industria algunos grandes desafíos. Sin embargo, creemos que la gran mayoría de la demanda de PC no es perecedera, especialmente en los sectores empresarial y educativo”.

De cara al período 2021-2025 los analistas de IDC esperan que el mercado de ordenadores seguirá creciendo a una CAGR del 3,2%, y el de tabletas disminuirá a una CAGR del 1,5% en este tiempo. A corto plazo seguirán produciéndose problemas en el suministro, tanto de paneles como de circuitos integrados, pero los ordenadores portátiles seguirán siendo el principal motor del mercado en estos años. Porque a raíz de la pandemia los consumidores han redescubierto el valor que puede aportarles este formato de equipos, tanto para el trabajo como para el uso personal.

Según Linn Huang, vicepresidente de investigación de dispositivos y pantallas de IDC, en noviembre de 2019 esperaban que en 2020 se enviasen más de 500 millones de dispositivos informáticos personales, pero las cifras finales fueron un 37% superiores, con alrededor de 135 millones de unidades más. En el futuro el gasto de los consumidores se reequilibrará hacia los viajes y el ocio, recuperando la tendencia normal de consumo, y se alejarán un poco de la tecnología.

Pero, incluso con una eventual ralentización de las ventas de equipos, el mercado de dispositivos informáticos personales continuará teniendo un gran valor, gracias a que se ha acelerado la digitalización, a que las empresas se plantean seriamente basar su modelo laboral en el teletrabajo total o parcial, y al aumento de la educación y el ocio digital.