Las redes 5G privadas crearán su propio mercado

  • Infraestructura

5G Industrial

El despliegue de las redes 5G no solo tiene como objetivo dar servicios celulares tradicionales, sino que las aplicaciones empresariales están generando gran interés en muchas industrias. Esto está llevando a la creación de nuevas redes 5G privadas que van a dar servicios exclusivos a las empresas, un mercado que va a ser capitalizado por proveedores de redes de telecomunicaciones diferentes a los que proporcionan servicios al consumidor.

Recomendados: 

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer

La interconexión
omnipresente
 Leer

Las características de alta velocidad, baja latencia y gestión multidispositivo avanzada hará que la tecnología 5G trascienda los ámbitos de las anteriores generaciones de redes celulares. Lo más importante es que sus capacidades avanzadas permiten desarrollar infinidad de casos de uso profesionales, lo que está impulsando la creación de redes privadas, que operan al margen de las redes públicas de telefonía móvil, con su propio ancho de banda.

Una investigación realizada por Juniper Research revela que este año el gasto en hardware y servicios de red alcanzará 5.500 millones de dólares, y crecerá un impresionante 116% n solo dos años, pudiendo alcanzar 12.000 millones en 2023. En este crecimiento las implementaciones 5G tendrán un peso cada vez mayor, y se estima que más del 60% de las estaciones base utilizadas en 2023 serán 5G, a medida que se expanden las redes, tanto públicas como privadas, dando servicio en entornos donde las redes de banda ancha convencionales presentan deficiencias.

Y, según este informe, estas nuevas redes estarán impulsadas casi en su totalidad por los negocios, especialmente por la adopción entre la industria manufacturera, la minería y la energía, que representarán alrededor del 59% del gasto para 2023. Este nuevo mercado de redes privadas va a ganar tracción rápidamente, y los expertos creen que los operadores de telefonía móvil tradicionales podrían perder la oportunidad de liderar este mercado.

Mientras tanto, los proveedores de redes de telecomunicaciones como Ericsson o Nokia, grandes líderes en estas tecnologías, se encuentran en una posición privilegiada para acaparar el mercado de redes privadas. Esto se debe a que tienen la capacidad para ofrecer hardware y servicios de valor añadido directamente a las empresas interesadas en contar con redes privadas. James Moar, coautor de esta investigación, dice que “dado que las redes privadas suelen estar completamente separadas de las redes públicas, el papel de los operadores de redes móviles tradicionales puede ser mínimo en muchos casos. Esto significa que los proveedores de hardware y los integradores de sistemas jugarán roles más dominantes, dado el marco regulatorio adecuado”.

Pero el avance de las redes privadas estará condicionado por las regulaciones regionales sobre la asignación del espectro de radiofrecuencias, ya que cada país o región tiene sus propias normas al respecto, algunas que todavía no tienen en cuenta los requisitos de las nuevas redes 5G privadas. Según Juniper Research, los mercados de redes privadas potencialmente más grandes son los que tienen regulaciones más abiertas y flexibles. Este es el caso de Alemania o Estados Unidos, donde se ofrece un arrendamiento localizado y también una disponibilidad general del espectro para estas redes. Por ello, estos dos países representarán el 30% del gasto mundial en redes privadas para el año 2023, un porcentaje que irá disminuyendo a medida que otros países vayan modificando sus regulaciones para adaptarse a la demanda de espectro para las redes privadas 5G.