Internet of Medical Things para habilitar hospitales inteligentes

  • Infraestructura

Sanidad

El sector sanitario está decidido a modernizarse a través del concepto de hospitales inteligentes, adoptando tecnologías para recopilar y procesar datos que permitan mejorar la atención al paciente, la productividad y la eficiencia. Entre ellas se encuentran los dispositivos IoT, que permitirán monitorizar a los enfermos y dotar de capacidades avanzadas a equipos modernos, como los robots quirúrgicos.

Recomendados: 

Atención pública al ciudadano: hacia una relación de 360 grados Evento

España en la era post-COVID: TI para transformar el negocio Leer 

La industria sanitaria ha sufrido un gran impacto por la pandemia y muchos centros médicos han tomado la decisión de acelerar la transformación digital para mejorar su operativa y la atención a los pacientes. De ello ha surgido el concepto de hospitales inteligentes, donde la tecnología se utilizará para recopilar datos, automatizar y optimizar procesos, logrando mejorar el servicio que se da a los enfermos y el trabajo de los profesionales. En este entorno de salud inteligente juegan un papel fundamental innovaciones como la robótica y la inteligencia artificial enfocada a la salud, y también la conectividad moderna.

En este proceso de transformación los dispositivos IoT de uso sanitario van a cobrar mucha relevancia durante los próximos cinco años, y los investigadores de Juniper Research afirman que para el año 2026 los hospitales desplegarán 7,4 millones de dispositivos IoMT (Internet of Medical Things). Esto supone un crecimiento total del 231% con respecto a 2021, un año en el que la implementación ha progresado bastante, hasta alcanzar los 3,2 millones de unidades. En promedio, se espera que para final de este período haya unos 3.850 dispositivos IoMT por hospital, sistemas que abarcaran diferentes áreas.

Este mercado emergente va a tener su máxima expresión en China y Estados Unidos, que representarán el 41% y el 21% de la base total instalada, respectivamente, para el año 2026. Aunque en otras regiones como Europa también se está produciendo un aumento de la demanda de estas tecnologías, estos dos países han avanzado mucho más que el resto en este aspecto de la transformación digital del sector sanitario a consecuencia de la pandemia.

La investigación realizada por Juniper Research se ha centrado especialmente en cómo se ha expandido la monitorización remota a raíz de la crisis sanitaria global. Los expertos creen que la adopción de tecnologías IoMT seguirá acelerando en los próximos años, proporcionando nuevas formas de atender a los pacientes y asistir a los sanitarios, así como impulsando la gestión y el tratamiento proactivos de las condiciones de salud.

Para lograr este avance los hospitales necesitan conectividad de baja latencia y un gran ancho de banda que de soporte a ciertas aplicaciones y garantice que la transmisión de los datos se lleva a cabo a tiempo real y sin interrupciones. Esto requiere de una estrecha colaboración entre los proveedores de tecnologías para hospitales inteligentes y los operadores de red, así como de una infraestructura de computación perimetral de acceso múltiple (MEC) que proporcione las capacidades de gestión de dispositivos y procesamiento de datos necesarias.

En opinión del responsable de esta investigación, Adam Wears, “el surgimiento de la monitorización remota dentro de la atención médica presenta una oportunidad para que los operadores de red se ubiquen dentro de la cadena de valor de la atención médica digital. Las tecnologías hospitalarias inteligentes generan cantidades significativas de datos, lo que significa que la función de computación de borde proporcionada por los operadores de red será crucial para el despliegue exitoso de estos sistemas”.