Estados Unidos y China lideran el mercado emergente de hospitales inteligentes

  • Inteligencia Artificial

Material médico_hospital

La transformación digital del sector sanitario se está acelerando y los hospitales están empezando a utilizar analítica avanzada, dispositivos conectados y nuevas plataformas de atención médica. Esto está dando fuerza al mercado de tecnologías para hospitales inteligentes, que va a duplicar su valor en los próximos cinco años como respuesta a los nuevos desafíos que ha generado la pandemia.

Recomendados: 

Atención pública al ciudadano: hacia una relación de 360 grados Evento

España en la era post-COVID: TI para transformar el negocio Leer 

Tras la pandemia la industria sanitaria ha pisado el acelerador de la transformación digital para mejorar la atención sanitaria, la productividad y la eficiencia operativa. Este cambio tendrá un profundo impacto en los hospitales, que están aumentando la inversión en tecnologías de inteligencia artificial, dispositivos conectados y plataformas digitales de atención sanitaria. Los proveedores de atención sanitaria que utilizan estas y otras innovaciones alimentan el mercado emergente de hospitales inteligentes, que duplicará su valor en los próximos cinco años.

Según una investigación realizada por Juniper Research, este año el mercado de hospitales inteligentes alcanzará un valor de 29.000 millones de dólares a nivel global, y se espera que aumente un 15% anual de media hasta alcanzar 59.000 millones en 2026. En este tiempo, los proveedores de atención médica de Estados Unidos y China serán los que más avanzarán en la evolución de los hospitales inteligentes. En suma, estos dos países gastarán 17.000 millones de dólares en estas tecnologías a lo largo de este año.

Esto es una respuesta directa a los desafíos que ha generado la pandemia en el sector sanitario, ante los que la industria norteamericana y China han decidido modernizar sus servicios mediante nuevas tecnologías, adoptando el concepto de hospitales inteligentes. Con ello pretenden optimizar sus operaciones y ser más eficientes en la atención sanitaria, lo que a su vez les permitirá reducir costes.

Los investigadores señalan que el progreso de los hospitales inteligentes se verá limitado en los países menos desarrollados a causa de una infraestructura TI heredada inadecuada para los registros electrónicos, que obligará a realizar fuertes inversiones en nuevas tecnologías, y el ritmo en estas regiones será mas lento. Por ello, los responsables de este informe afirman que América Latina, África y Medio Oriente representarán menos del 5% del gasto mundial en hospitales inteligentes para 2026.

Otro desafío que identifican los expertos es la falta de interoperabilidad entre dispositivos y plataformas. Esto está causando una fragmentación que probablemente requerirá cambios regulatorios que permita a los hospitales trabajar en los nuevos entornos digitales y colaborar entre sí de una forma más abierta. En opinión de Adam Wears, autor de la investigación, “el bloqueo de los proveedores y los altos requisitos de inversión son los problemas más frecuentes para los proveedores de atención médica al adoptar servicios hospitalarios inteligentes”.

Añade que actualmente la industria de la salud sigue lidiando con los problemas generados por la pandemia, y por ello es importante demostrar los beneficios a largo plazo de los servicios hospitalarios inteligentes. Afirma que esto ayudará a fomentar la confianza en la capacidad de estos servicios para garantizar un retorno de la inversión, una de las preocupaciones más importantes de la industria, dado el elevado coste de tecnologías como la inteligencia artificial y los dispositivos de uso sanitario.