Inteligencia artificial para mejorar la atención sanitaria

  • Inteligencia Artificial

IA diagnosticos salud

La digitalización de la industria de la salud se ha acelerado de forma inesperada a causa de la pandemia, y una de las tecnologías que más está avanzando en este campo es la inteligencia artificial. Según los expertos, en los próximos seis años el mercado de IA para el cuidado de la salud va a crecer a una CAGR del 43,7%, apoyándose en la necesidad de mejores herramientas para el análisis y la comprensión de los datos médicos.

Recomendados: 

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer

La salud en la era post-digital Leer

¿Cuál será el futuro de la asistencia sanitaria? Leer 

En la lucha contra las enfermedades, como la COVID-19, los investigadores están recurriendo cada vez más a la inteligencia artificial. Gracias a ello, durante el año pasado han logrado acelerar el análisis de datos recogidos en sus experimentos y desarrollar tratamientos con una rapidez sin precedentes. Además, la IA ha mostrado su utilidad en otros campos del sector de la salud, ayudando a acelerar la interpretación de numerosas pruebas médicas y a mejora la atención sanitaria, en general.

Esto está impulsando el desarrollo de la IA para el cuidado de la salud, cuyo mercado alcanzó un valor estimado en más de 1.700 millones de dólares en 2019, y que ahora está creciendo rápidamente. Según las investigaciones realizadas por Global Market Insights, este mercado va a crecer a una impresionante CAGR del 43,7% entre 2020 y 2026, gracias al gran desarrollo que está teniendo esta tecnología en diferentes ámbitos vinculados a la salud.

Los expertos definen esta categoría de inteligencia artificial como la utilización de IA, algoritmos y software de aprendizaje automático para reproducir la capacidad cognitiva del ser humano y aplicarla a la analítica, la comprensión de los datos sanitarios críticos y su interpretación. Esto abarca desde el desarrollo de nuevos fármacos al diagnóstico y el estudio de las imágenes médicas, así como a los asistentes virtuales especializados en el campo de la salud.

Todas estas tecnologías están expandiéndose a causa de la necesidad de investigar tratamientos contra el coronavirus, algo que según los expertos está impulsando un cambio de paradigma en la industria farmacéutica, pero también en la investigación clínica y en las instituciones dedicadas al tratamiento de la salud, como los hospitales. La IA permite delegar muchos procesos de interpretación de datos en las máquinas, acelerando de forma notable determinados trabajos realizados hasta ahora por diferentes técnicos, y logrando niveles de efectividad superiores a los que alcanzan los humanos en ciertos casos.

Estas ventajas acelerarán el desarrollo, la implementación y el mercado de tecnologías inteligentes enfocadas a la industria de la salud, a la investigación médica y farmacéutica. Para los expertos, esta nueva categoría de Healthcare AI ha sido clave para la lucha contra la COVID-19, y se espera que su aplicación al big data que maneja la industria proporcione nuevos avances en el futuro, a una velocidad desconocida hasta la fecha.