Asia Pacífico lastra el crecimiento del mercado de equipos de transporte óptico

  • Infraestructura

fibra

Durante el año pasado muchos países de Asia Pacífico contuvieron el gasto en tecnologías de transporte óptico, lo que provocó una contracción del mercado global. Aunque las ventas aumentaron en el resto del mundo, no lograron compensar la debilidad del mercado asiático, pero este año las perspectivas son más positivas, ya que se espera una mayor fluidez en la cadena de suministro.

Recomendados: 

5G y redes no terrestres Leer 

Informe: Cloud, en busca de la agilidad Leer 

La industria de telecomunicaciones se basa en gran medida en las líneas de fibra óptica que interconectan el mundo a través de tierra y mar, llegando desde las infraestructuras de los operadores hasta los clientes finales. Uno de los segmentos más importantes de este mercado es el de equipos de transporte óptico, que se encargan de hacer viajar la señal a través de los cables. Las ventas de estas tecnologías se apoyan en el crecimiento de las redes de interconexión y en el desarrollo de tecnologías de más ancho de banda, pero el año pasado el mercado se contrajo un 2% a nivel mundial.

Según una investigación realizada por Dell’Oro Group, el año pasado los ingresos descendieron como consecuencia de la débil demanda (-11%) que se registró en los principales mercados de Asia Pacífico, incluyendo a China (-9%). En otras regiones las ventas crecieron de forma saludable, como en como Norteamérica (12%), Europa (6%) y América Latina (19%), pero no pudieron compensar la fuerte caída del mercado asiático.

En opinión de Jimmy Yu, vicepresidente de Dell'Oro Group, “el mercado de transporte óptico fuera de Asia Pacífico mejoró en el año, luego de una desaceleración momentánea causada por la pandemia en 2020”. Considera que “fue un año notablemente fuerte para los sistemas ópticos en todas las demás regiones. De hecho, con la excepción de Asia Pacífico, los ingresos ópticos en 2021 superaron los niveles previos a la pandemia en cada una de las regiones”.

Aunque la industria también se ha enfrentado a dificultades por la constante escasez de componentes para la fabricación de estos equipos, y se han producido interrupciones y cuellos de botella en la cadena de suministro que han impedido que el mercado se moviese con fluidez. De no ser así, Yu cree que el mercado no habría cerrado en positivo y, teniendo en cuenta que algunos de estos problemas se están resolviendo parcialmente, las previsiones para 2022 son más prometedoras.