Cae la demanda de portátiles enfocados a la educación

  • Infraestructura

Educacion en remoto

Después de una larga temporada de rápido crecimiento, durante los primeros meses de 2022 la demanda de ordenadores portátiles para la educación ha comenzado a descender en el mercado europeo. Pero el sector educativo continuará lanzando pequeños proyectos de digitalización de la enseñanza en 2022, y las ventas seguirán siendo superiores a los niveles anteriores a la pandemia

El modelo educativo ha comenzado a cambiar a raíz de la crisis sanitaria y muchos centros de enseñanza han apostado por la adopción de nuevas tecnologías que apoyen a los estudiantes en su formación. Para acceder a estos ecosistemas digitales es fundamental que los alumnos dispongan de dispositivos como los ordenadores portátiles, lo que en los últimos dos años ha contribuido a impulsar las ventas de equipos ligeros y chromebooks.

Tras una larga etapa de crecimiento fluctuante, al comienzo de 2022 las ventas de ordenadores para la enseñanza en Europa han comenzado a descender con respecto al año pasado, aunque los expertos creen que el mercado continuará ofreciendo buenas oportunidades a corto y medio plazo. Según el último informe publicado por Context, en las primeras 11 semanas de 2022 las ventas han descendido en torno a un 50%, pero esta caída debe contextualizarse, ya que durante algunas semanas de 2021 aumentaron en hasta un 450% o incluso más. Sobre todo, gracias al buen comportamiento de los mercados de Reino Unido, Italia y España, que han impulsado las ventas durante los dos años de pandemia.

Los expertos destacan que este año ya no se verán grandes acuerdos gubernamentales para la digitalización de la enseñanza, que han sido los impulsores de las ventas en este tiempo. Pero se preparan acuerdos educativos de ámbito más pequeño que aportarán mucho al mercado de ordenadores portátiles enfocados a la educación. Esta reducción de las ventas ha llevado a una excesiva acumulación de inventario en el canal, especialmente de chromebooks, ya que la demanda ha sido inferior a lo esperado, pero poco a poco la demanda aliviará esta sobreoferta.

Por el momento, falta por confirmar si las iniciativas gubernamentales pendientes progresarán este año y esto determinará si la distribución se volverá más fluida, y el retorno de los estudiantes a las aulas mitigará el impulso que generó la urgencia por estudiar desde casa. En cualquier caso, en Context creen que el mercado mantendrá unas ventas superiores a 2019, lo que aporta buenas perspectivas para el sector.

Por el momento, explican que en el primer trimestre de 2022 se han producido fluctuaciones en los ingresos, con un aumento hacia finales del tercer mes, algo que consideran típico de esta época, y el resultado final supera a las expectativas anteriores. También señalan que los problemas en la cadena de suministro y la desaceleración de la demanda de los consumidores han afectado al rendimiento que podría haber tenido el mercado de portátiles en este tiempo. Pero han detectado una mejoría en las existencias de las categorías más demandadas y en la disponibilidad en la cadena de suministro, aunque todavía hay problemas por la escasez de ciertos componentes.