Las ventas de tabletas y Chromebooks se mantendrán por encima de los niveles anteriores a la pandemia

  • Negocios

usuario digital tablet

Después de una larga etapa de crecimiento fluctuante, el mercado de tabletas y Chromebooks se contrajo en el último trimestre del año, pero cerró 2021 con ventas superiores a 2020. Según IDC, en 2022 se mantendrá una cierta la demanda de profesionales y consumidores, logrando unas ventas superiores a los niveles de 2019.

Recomendados: 

Comunicaciones celulares en una era 5G Leer

CUSTOMER EXPERIENCE: Territorio digital Leer 

El teletrabajo y la enseñanza remota han impulsado la venta de tabletas y Chromebooks durante gran parte de los últimos dos años, revitalizando dos segmentos de equipos que se habían convertido en minoritarios dentro del mercado de informática. Según las cifras preliminares de IDC, en el último trimestre de 2021 las ventas de ambas categorías se contrajeron con respecto al trimestre anterior, pero lograron terminar 2021 con un crecimiento positivo.

Concretamente, los envíos de tabletas habrían descendido en torno a un 11,9% en el último cuarto del año pasado, pero en todo 2021 habrían aumentado un 3,2% interanual, alcanzando unos 168,8 millones de unidades. En el caso de los Chromebooks, los envíos descendieron un notable 63,6% en el cuarto trimestre, pero completaron 2021 con un crecimiento interanual del 13,5%.

Según Anuroopa Nataraj, analista de investigación senior de Mobility and Consumer Device Trackers, en IDC, “aunque 2021 fue un gran año para el mercado de las tabletas, los envíos comenzaron a desacelerarse a medida que el mercado superó la demanda máxima en muchas geografías. Sin embargo, los envíos en un futuro cercano se mantendrán por encima de los niveles previos a la pandemia, ya que el aprendizaje virtual, el trabajo remoto y el consumo de medios siguen siendo prioridades para los usuarios”.

Por su parte, Jitesh Ubrani, gerente de investigación de Mobility and Consumer Device Trackers, en IDC, explica que gran parte de la demanda inicial de Chromebooks se cubrió en los principales mercados, como Estados Unidos y Europa, impulsando una desaceleración de los envíos globales. Pero la demanda de estos equipos en los mercados emergentes aumentó durante la mayor parte del año pasado. Mientras tanto, la escasez de componentes llevó a los fabricantes a priorizar los equipos con sistema Windows, que ofrecen mayores márgenes, restringiendo los envíos globales.