La tecnología Massive MIMO gana peso en el mercado de infraestructura Outdoor

  • Infraestructura

5G andalusi´

Con el progresivo avance de las comunicaciones 5G de uso general y también para aplicaciones empresariales, está propagándose rápidamente la tecnología Massive MIMO. La necesidad de dar acceso de red a gran cantidad de dispositivos está potenciando el mercado de estos sistemas y los expertos prevén que para el año 2027 representarán el 35% de los ingresos del mercado de infraestructura Outdoor.

La tecnología Massive Massive Multiple-Input, Multiple Output (mMIMO) es una parte fundamental de las comunicaciones 5G, ya que permite una mejor gestión de las comunicaciones de gran cantidad de dispositivos en cada nodo. Su uso abarca tanto las comunicaciones celulares para el gran consumo como los servicios 5G destinados a empresas y redes privadas de diversa naturaleza.

Según las últimas cifras publicadas por ABI Research, los ingresos de 5G están dominados por mMIMO, y la región de Asia Pacífico representa actualmente el 60% de todos los ingresos globales. Esto se debe a que el despliegue de servicios 5G en varios países de la región está muy avanzado, y en los próximos años seguirá liderando el mercado. Las previsiones de los expertos son que para el año 2027 habrá 41 millones de implementaciones mMIMO en todo el mundo, que generarán unos ingresos de 43.000 millones de dólares. Esto supondrá en torno al 35% de todo el mercado de infraestructura Outdoor a nivel mundial.

Y los países más destacados en este mercado serán China, Japón y Corea del Sur, donde las redes 5G avanzan a un ritmo más rápido que en el resto de economías desarrolladas. Como explica Fei Liu, analista de la industria de infraestructura de redes móviles y 5G en ABI Research, los operadores de red de todo el mundo están implementando activamente mMIMO, pero todavía hay grandes diferencias regionales en cuanto a su implementación.

En el caso de China se comenzó con las áreas urbanas más densas, empleando una configuración 64T64R. Y Liu explica que desde el cambio que se produjo en 2021 hacia la implementación en los suburbios, los operadores optaron por la configuración mMIMO 32T32R, una modificación que también estuvo relacionada con la escasez de componentes semiconductores.

En el caso de Europa, las implementaciones de mMIMO también se están realizando en configuración 32T32R, ya que los operadores priorizan la migración simple del sitio y no quieren el alto consumo de energía asociado con 64T64R. Mientras tanto, las empresas de Corea del Sur y Japón están priorizando 32T32R por las limitaciones de peso y espacio en sus infraestructuras. En el caso de estados Unidos los operadores están optando por configuraciones mMIMO 64T64R, ya que todavía están desplegando 5G principalmente en las áreas urbanas más pobladas.

Por otro lado, los operadores están experimentando un importante aumento de costes relacionados con el aumento en el consumo de energía de 5G y están demandando a los proveedores soluciones energéticamente más eficientes. Liu explica que “los PA (amplificadores de potencia) representan hasta el 60% del consumo de energía de mMIMO con una alta carga de tráfico”. Por ello, los proveedores están cambiando de las tecnologías de semiconductores de óxido de metal difundidos lateralmente (LDMOS) a los de Nitruro de Galio (GaN).

Estos permiten fabricar PAs capaces de cumplir con los elevados requisitos de potencia de salida y menor consumo de energía que busca la industria de telecomunicaciones para mMIMO en sus redes 5G. Según los expertos, este cambio hacia amplificadores de potencia más eficientes permitirá aumentar la eficiencia en un 5% cada año, una mejora que potencialmente impulsará el mercado de esta tecnología.