Nuevo impulso para la fabricación europea de ordenadores cuánticos

  • Infraestructura

IQM_Ordenador_Cuantico

El Banco Europeo de Inversión acaba de conceder un préstamo de 35 millones de euros a una empresa europea especializada en la fabricación de ordenadores cuánticos. Esta financiación servirá para ampliar las instalaciones que la compañía puso en marcha en noviembre en Finlandia, y que ahora quiere expandir para impulsar la fabricación y comercialización de esta moderna tecnología.

La industria de informática cuántica está dominada por los gigantes tecnológicos que han estado años investigando en este campo e invirtiendo en el desarrollo de sus plataformas cuánticas. Algunos ya cuentan con este tipo de superordenadores para uso propio, para la comercialización a terceros y para ofrecer servicios avanzados de computación cuántica a laboratorios de investigación, universidades y otras empresas a través de la nube.

Por otro lado, están surgiendo empresas enfocadas en el desarrollo de ordenadores cuánticos con un enfoque comercial, para ofrecer a los clientes soluciones más accesibles adaptadas a sus necesidades. Este es el caso de la empresa europea IQM, creada inicialmente por la Universidad Aalto y el Centro de Investigación Técnica VTT de Finlandia. Tras una exitosa financiación inicial para su proyecto de desarrollo de hardware y software cuántico, a finales de 2020 recibió otra inyección de capital privado que ayudado a poner en funcionamiento en noviembre de 2021 una fábrica en la localidad de Espoo, en Finlandia.

Ahora, la empresa acaba de anunciar que el Banco Europeo de Inversión (BEI), propiedad de los Estados miembros de la Unión Europea, ha concedido a esta empresa un préstamo de 35 millones de euros para ampliar sus operaciones en esta planta y acelerar el desarrollo y la comercialización de su modelo de ordenadores cuánticos. Este préstamo forma parte del producto de deuda de riesgo lanzado por el Fondo Europeo de Garantía, destinado a ayudar a las pequeñas y medianas empresas que han sufrido durante la pandemia.

El Dr. Jan Goetz, director ejecutivo de IQM, explica que “la escasez de chips de hoy ha expuesto cuán dependiente es el mundo de los fabricantes de semiconductores en Asia. Los procesadores cuánticos nos brindan la oportunidad de aprender de esto y convertirnos primero en autosuficientes, y en el futuro en un proveedor global de chips cuánticos. Este préstamo del BEI nos ayuda a construir un desarrollo cuántico más equilibrado y resistente en Europa. Ya estamos trabajando en la tecnología cuántica más avanzada de Europa y este préstamo también nos ayudará a crear el ecosistema cuántico europeo de próxima generación”.

El objetivo de IQM es lanzar en 2024 su primer ordenador cuántico, destinado al gobierno finlandés, que tendrá una capacidad de 50 qubits. En su camino la compañía ha establecido numerosos acuerdos con socios del ámbito privado y con instituciones como la Universidad Hebrea de Jerusalén y la Universidad Bar-Ilan, con quienes colabora en el desarrollo y la prueba de su tecnología.