El 76% de los centros de datos HPC utilizarán computación cuántica en 2023

  • Infraestructura

Datacenter - Supercomputador Frontier - Centro de datos

Así lo afirma un estudio realizado por IDC para dos importantes firmas tecnológicas, que prevé una aceleración de la demanda de computación cuántica en los entornos de supercomputación. En un principio se hará a través de servicios externos, pero para 2026 el 71% de los operadores de plataformas HPC planea contar con computación cuántica en sus propias instalaciones.

Recomendados: 

Empresas data driven: estrategias de datos para marcar la diferencia Evento 

La hoja de ruta de DevOps en materia de seguridad Leer 

Las tecnologías de computación cuántica están progresando en varios frentes y uno de ellos es desarrollar ordenadores para su instalación en los centros de datos dedicados a la supercomputación. Hasta el momento han surgido algunas propuestas interesantes, que se encuentran en diversas etapas de desarrollo, y los operadores de plataformas HPC están apoyando cada vez más el desarrollo de esta tecnología para poder integrarla en sus instalaciones.

En el primer estudio global sobre el estado actual de la computación cuántica, realizado la consultora IDC para las empresas tecnológicas Atos e IQM, el 76% de los centros de datos de supercomputación de todo el mundo ya utiliza computación cuántica o espera hacerlo para el año 2023. Esta tecnología se convertirá en fundamental para elevar la capacidad de cálculo al nivel que exigen los grandes retos que aborda la computación de alto rendimiento, como la investigación científica, el desarrollo de la inteligencia artificial, el cambio climático o la gestión logística, entre otros.

En principio, los centros de datos HPC deberán contratar servicios externos de computación cuántica basados en la nube, pero la investigación de IDC revela que para el año 2026 el 71% de los operadores HPC quieren pasar a la computación cuántica en las instalaciones. Con ello pretenden obtener una serie de beneficios, que principalmente son abordar los problemas de la logística en la cadena de suministro o las investigaciones sobre el cambio climático (45%), reducir los costes de la computación (42%) y resolver los problemas actuales con mayor rapidez (38%).

En esta evolución hacia la computación cuántica la nube se ha convertido en un aliado clave, y en los próximos años se pasará a una arquitectura de supercomputación híbrida, que combinará más los recursos locales con los proporcionados a través de la nube. La investigación de IDC muestra que en la región de EMEA el 50% de los operadores de centros de datos HPC priorizan la construcción de una arquitectura híbrida, mientras que en Norteamérica el porcentaje es del 46% y en APAC del 38%.

Aunque los expertos señalan que todavía existe gran incertidumbre sobre cómo funcionará la computación cuántica junto a una infraestructura HPC tradicional, lo que seguirá apoyado la externalización de las operaciones y el mantenimiento en el futuro. Por el momento, la prioridad es encontrar soluciones para aprovechar al máximo las capacidades que brinda la computación cuántica, enfocándose en la resolución de determinados casos de uso presentes en la industria. Los principales son la búsqueda en bases de datos, señalado por el 59% de los encuestados, el análisis de riesgos de inversión (45%), la modelización molecular (41%) y la gestión de activos (32%).

Según el Dr. Jan Goetz, director general y cofundador de IQM Quantum Computers, “trabajamos con algunos de los principales centros de HPC del mundo, y hemos planificado este estudio para proporcionar a la industria un conocimiento exhaustivo del estado de la cuántica en los centros de HPC a nivel mundial. Las fuertes inversiones en ordenadores cuánticos locales, el enfoque en la brecha de habilidades y la sostenibilidad son conclusiones muy importantes de este estudio”.

Por su parte, el Dr. Stefano Perini, coportavoz de IDC European Quantum Computing Practice, dice que “la computación cuántica tiene todas las credenciales para cambiar la forma en que se abordarán los retos tanto científicos como empresariales. Sin embargo, hay pocos datos sobre cuáles son las tendencias actuales y futuras de adopción de esta tecnología de vanguardia por parte de las organizaciones de todo el mundo”. Por ello, pone en valor la visión que aporta este estudio sobre el ecosistema y el mercado emergentes de la computación cuántica para centros de datos de supercomputación, que proporciona una serie de claves para comprender qué pasos se deben dar para su desarrollo y expansión en los próximos años.