Computación cuántica para ayudar a la cadena de suministro automotriz

  • Transformación Digital

GMV-BMW

El fabricante de automóviles BMW va a recurrir a la computación cuántica para administra y optimizar su cadena de suministro, reduciendo el riesgo de sufrir interrupciones. Pretende lograrlo gracias a predicciones basadas en la gran capacidad de calculo de esta tecnología, para lo que contará con el computador cuántico de la firma Honeywell, y con la startup especializada Entropica Labs.

Recomendados: 

IT Trends 2021. La TI salva el negocio Webinar

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer 

La debilidad de las mayoría de cadenas de suministro ha quedado patente a raíz del coronavirus, y muchos fabricantes quieren mejorar su gestión para no verse afectados por eventuales interrupciones que pongan en riesgo su capacidad de lanzar nuevos productos al mercado. Independientemente del sector, los cortes en el suministro de componentes, materiales o productos finales puede debilitar a la empresa, sobre todo en mercados altamente competitivos como el automotriz, en el que los fabricantes están evolucionando mucho sus productos, siguiendo las nuevas tendencias digitales.

Por ello, el fabricante BMW acaba de anunciar que tratará de mejorar la gestión de su cadena de suministro empleando computación cuántica, de la mano del ordenador de la empresa Honeywell Quantum Solutions, el System Model H1. Esta máquina está comenzando a dar buenos resultados, y la empresa alemana se ha aliado con sus creadores para adquirir capacidades de cálculo y previsión superiores a las actuales, que en teoría le ayudarán a anticipar riesgos y mitigarlos para que no se produzcan corres en el suministro de piezas.

Además, para ello contará con el apoyo de la startup de Singapur Entropica Labs, dedicada al desarrollo de software cuántico, que se dedicará a investigar cómo reducir el riesgo aprovechando la inmensa capacidad de computación de este ordenador, que se puso en funcionamiento por primera vez en octubre del año pasado. Como explican sus creadores, el Honeywell System Model H1 proporciona hasta 10 qubits conectados con un período de coherencia de segundos, gracias a la tecnología de iones atrapados desarrollada por la compañía, que difiere de los sistemas empleados por Intel, Google, IBM y otros pioneros en la computación cuántica.

En palabras de Tony Uttley, presidente de Honeywell Quantum Solutions, “estamos pasando rápidamente de la evaluación comparativa y la doble verificación de los datos generados en sistemas y algoritmos cuánticos a poder abordar problemas del mundo real a nivel empresarial, como las cadenas de suministro globales”. Y se ,muestra entusiasmado con la posibilidad de aplicar esta tecnología a la industria automotriz, un sector comprometido con la innovación e inmerso en plena revolución tecnológica, con la llegada de los vehículos conectados y autónomos.

Por su parte, Julius Marcea, director de TI de BMW Group, ha comentado en su anuncio que su compañía “siempre está explorando nuevas tecnologías para mejorar aún más nuestras operaciones. Estamos entusiasmados de investigar el potencial transformador de la computación cuántica en la industria automotriz y estamos comprometidos a ampliar los límites del desempeño de la ingeniería”