La Universidad de Oxford impulsa la computación cuántica como servicio

  • Infraestructura

(C) Oxford Quantum Circuits - Ordenador Cuantico Sophia

Una empresa emergente británica, nacida de la prestigiosa Universidad de Oxford, ha anunciado que comienza a ofrecer servicios de computación cuántica, empleando una tecnología propia. A través de una nube privada permitirán a sus socios y clientes acceder a las capacidades del computador Sophia, con una potencia de 4 qubits, para experimentar con la tecnología cuántica.

Recomendados: 

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer 

Guía para implementar una CDN moderna Leer 

La empresa Oxford Quantum Circuits (OQC), nacida de la Universidad de Oxford, acaba de anunciar que comenzará a ofrecer computación cuántica como servicio (QCaaS), lo que permitirá seguir explorando las posibilidades de esta innovación disruptiva en el campo de la informática. Para ello se han basado en una tecnología de desarrollo propio, denominada Coaxmon, que emplea una arquitectura tridimensional, en vez de los circuitos 2D que se emplean en otros ordenadores cuánticos. Esto les ha permitido construir su propio computador cuántico, al que han denominado Sophia, que tiene una capacidad de 4 qubits, ubicado en el Thames Valley Science Park, Reading (Reino Unido).

La finalidad de esta nueva plataforma de QCaaS es proporcionar a los socios y clientes una forma de experimentar con las posibilidades que ofrece la informática cuántica, a través de una nube privada que da acceso a los recursos de esta nueva máquina. Commo ha explicado en su anuncio la Dra. Ilana Wisby, directora ejecutiva de OQC, “el lanzamiento de nuestra plataforma QCaaS no solo es un logro notable en la historia de Oxford Quantum Circuits, sino que es un hito importante para desbloquear el potencial de la computación cuántica tanto en el Reino Unido como a nivel mundial”.

Y añade que “al hacer que nuestra plataforma QCaaS esté más disponible para socios estratégicos y clientes, estamos ofreciendo a las empresas líderes del mundo la oportunidad de demostrar hasta dónde llegará la tecnología cuántica dentro de sus industrias”. El primero en disfrutar de estos innovadores servicios será la empresa de software y seguridad cuántica Quantum Cambridge, que la empleará para poner a prueba su plataforma de ciberseguridad IronBridge, pero se espera que nuevos clientes y socios soliciten acceso a estas capacidades en un futuro muy próximo.

Esta iniciativa de OQC sigue a otras que se están desarrollando en diferentes geografías, que aprovechan las tecnologías cuánticas de los gigantes actuales de la industria, como Google o IBM, entre otros. Pero tiene la particularidad de ser uno de los primeros proyectos de computación cuántica como servicio basado en tecnologías europeas. Su capacidad es inferior a la de los grandes sistemas de estas empresas, pero, junto con otros proyectos de la Unión Europea, sienta las bases de lo que será la industria de computación cuántica en el viejo continente.