El mercado europeo de ordenadores continúa perdiendo fuerza

  • Infraestructura

Ordenador portátil

Los envíos de ordenadores han vuelto a descender un 18% en el segundo trimestre en el mercado de Europa Occidental, continuando con la tendencia vista desde comienzos de año. El aumento de la inflación sigue debilitando la demanda del gran consumo mientras que la crisis de producción en China sigue entorpeciendo las ventas del segmento comercial, que está siendo el principal motor de ventas.

Recomendados: 

Tendencias Tecnológicas Digitales 2022 Informe

Principales predicciones de transformación digital  Leer

Varios: informes de tendencias tecnológicas para la empresa y sociedad digital Ver

El último informe trimestral de Canalys sobre el mercado de ordenadores en Europa Occidental revela que los envíos han descendido un 18% interanual, quedando en 12,3 millones de unidades, continuando con la tendencia que comenzó en el primer trimestre. La categoría de ordenadores portátiles ha sufrido la peor caída, bajando un 26% hasta 9,5 millones de unidades, mientras que el segmento de equipos de sobremesa ha experimentado un crecimiento del 22% interanual, alcanzando unos 2,7 millones de unidades, gracias a la fuerte recuperación de la demanda comercial. Por otro lado, el mercado de tabletas para consumidores ha sufrido una gran reducción de las ventas, que han caído un 24% interanual hasta 5,9 millones.

En Canalys atribuyen esta nueva caída de las ventas a las graves interrupciones en la cadena de suministro, como consecuencia de la crisis de producción que se está viviendo en China. Aunque los bloqueos establecidos para contener los últimos brotes de la pandemia comenzaron a levantarse en mayo, la mejoría que se ha producido no ha logrado compensar la fuerte caída a comienzos del trimestre. Además, el aumento de la inflación ha impactado de lleno en la demanda del gran consumo, que está cayendo en picado.

Kieren Jessop, analista de investigación de Canalys, explica en su informe que “además de los problemas de suministro sin precedentes, el segundo trimestre de 2022 destacó el impacto de la creciente inflación en la demanda de PC por parte de los consumidores en toda Europa Occidental”. Las cifras de Eurostat indican que la inflación ha aumentado un 8% en la zona Euro, incrementando el costo de la energía en un 42% interanual en junio.

Jessop dice que “en este entorno inflacionario, la combinación de consumo/comercial está experimentando un cambio significativo. Los envíos de computadoras de escritorio y portátiles destinados al consumidor cayeron un 34% en el segundo trimestre, ya que muchas personas se vieron obligadas a retrasar la compra de nuevos dispositivos debido a la presión sobre los presupuestos domésticos”.

Por otro lado, la demanda de ordenadores de gama alta para el retorno a las oficinas y los nuevos entornos de trabajo híbrido se mantiene con solidez, descendiendo solamente un 3% interanual, lo que ha mitigado la caída general del mercado. Esto se ha logrado principalmente por las inversiones de las grandes empresas, y los expertos confían en que la demanda de este tipo de clientes continuará creciendo, aunque las condiciones macroeconómicas empeoren en los meses siguientes.