Fuerte caída del mercado europeo de portátiles para la enseñanza

  • Infraestructura

ninos educacion PC

La etapa de fuerte crecimiento que ha vivido el mercado europeo de ordenadores portátiles destinados a la enseñanza ha llegado a su fin, como muestran las cifras correspondientes a los primeros meses de este año. Aunque algunas políticas de digitalización de la enseñanza que impulsaron la adquisición de equipos el año pasado continuarán en 2022, las ventas bajarán significativamente, provocando una situación de sobreoferta en segmentos como el de los Chromebooks.

A lo largo de los dos últimos años los gobiernos de varios países europeos, como Reino Unido, Italia o España, lanzaron planes para digitalizar el sector educativo e impulsar la adquisición de equipos informáticos que permitieran impartir formación a distancia durante las etapas de confinamiento. Esto llevó a un crecimiento inusitado del mercado de portátiles para la enseñanza, que abarca tanto equipos Windows de gama baja como Chromebooks, una categoría que ha pasado de ser una mera curiosidad para muchos usuarios a convertirse en una opción deseable para un público joven.

Pero el gran auge vivido el año pasado en el mercado europeo ha comenzado a desinflarse, como indican las últimas cifras publicadas por la firma de investigación Context. Estas muestran que en las primeras 11 semanas de 2022 las ventas han caído con fuerza, y durante algunas de estas semanas se han visto descensos de hasta el 50%. Aunque los expertos dicen que esto debe ponerse en contexto, ya que el mercado todavía se encuentra por encima de los niveles anteriores a la pandemia, y es difícil compara positivamente la situación actual con la del año pasado, cuando las ventas crecieron un 450% interanual.

Señalan que los tres países que más han contribuido al progreso del mercado de portátiles para la enseñanza (Reino Unido, Italia y España), continuarán siendo el principal motor de ventas de estos equipos en 2022, aunque el rendimiento del mercado será mucho más contenido. Según explica Marie-Christine Pygott, analista senior en Context, “aunque estamos viendo una serie de proyectos y acuerdos de educación local que continúan en mercados como el Reino Unido y España, ya no existen los grandes marcos gubernamentales que caracterizaron al segmento en los dos primeros años de la pandemia”.

Y destaca que en algunos países se está llegando a una situación de sobreoferta en el canal, especialmente en el segmento de Chromebooks, ya que las expectativas de demanda no se están cumpliendo. Prevé que los proyectos de educación digital de ámbito local continuarán en toda Europa, pero la urgencia con que se desplegaron ya no existe, por lo que las ventas se relajarán. Y no está claro todavía si los gobiernos retomarán los grandes planes de digitalización de la enseñanza que tanto beneficiaron a los fabricantes y vendedores de estas categorías de equipos.

En cualquier caso, Marie dice que “con el regreso de los estudiantes a las aulas y la disminución de la pandemia, podemos esperar un rendimiento inferior al de los primeros dos años de la crisis, pero aún por encima de las cifras previas a la pandemia”. De hecho, a finales del primer trimestre se ha registrado un ligero aumento de ingresos en la categoría de portátiles en todas las verticales, lo que se corresponde con el comportamiento habitual al final de un trimestre en este mercado.