Continúa la ralentización del mercado europeo de ordenadores

  • Infraestructura

ordenador, portatil, pc

En 2022 la contención del mercado de consumo se está dejando notar en las ventas de ordenadores en Europa, que en el segundo trimestre volverán a descender con respecto a las cifras del año pasado. En estos meses se ha registrado una mayor caída en el segmento de equipos portátiles, mientras que en los PC de sobremesa el descenso de ventas está siendo menos pronunciado.

Recomendados: 

Informe. Tendencias tecnológicas 2022 Leer 

Impacto económico de una plataforma de Comunicaciones unificadas Leer

Empresas nativas digitales. Cómo elegir la tecnología correcta para mi empresa Leer 

Las ventas de ordenadores han experimentado un gran auge en los dos últimos años, como consecuencia del teletrabajo, la renovación de equipos domésticos y, posteriormente, la recuperación del gasto empresarial en digitalización. Pero esta tendencia no puede durar eternamente, y a comienzos de 2022 ha comenzado una etapa de relajación en las ventas, que está ganando tracción por las complicaciones en la economía global, los persistentes problemas en la cadena de suministro y la guerra iniciada por Rusia en Ucrania.

Según las últimas cifras publicadas por la firma de investigación de mercado Context, en el segundo trimestre de este año las ventas a través de distribuidores europeos han vuelto a bajar con respecto al año pasado. A finales de 2021 la industria ya anticipaba que las ventas descenderían, pero no contaban con el aumento de la inflación y el impacto de los conflictos geopolíticos que están afectando a la disponibilidad de componentes y equipos y a los flujos de demanda.

Las cifras que recoge la última actualización de mercado de Context muestran que los ingresos de la categoría de ordenadores portátiles han caído un 13% interanual en abril y mayo, y en el segmento de portátiles el descenso abrís sido del 5%. Los expertos explican que en los años 2020 y 2021 las ventas estuvieron impulsadas por la oferta, pero este año el comportamiento del mercado está condicionado por la demanda, aunque también existen desafíos en el lado de la oferta.

Uno de los factores que lastran los beneficios es el aumento de costes de la logística como consecuencia de los nuevos bloqueos que se están imponiendo en Asia por el coronavirus. La guerra de Ucrania también es un factor a tener en cuenta, ya que está afectando al precio del combustible y a la disponibilidad. Según las opiniones recabadas por Context, aunque todavía se percibe una escasez de oferta para ciertos rangos de productos comerciales específicos, ha mejorado la disponibilidad en general. Y, en algunos mercados, incluso se ha llegado a una situación de sobreoferta en ciertos productos.

Otra información interesante de este informe preliminar es que la demanda ha caído tanto en el segmento de consumo como en el comercial. Aunque en este caso el descenso está siendo más suave, gracias a que la introducción del trabajo híbrido todavía está impulsando la compra de nuevos equipos en las empresas. Pero el segmento de consumo está viéndose muy afectado por la reducción del poder adquisitivo de la población a consecuencia del aumento en el precio de la energía y el coste general de la vida.

Uno de los países europeos donde más se está notando la caída del mercado es Alemania, donde la demanda está reduciéndose rápidamente y los OEM están respondiendo con un descenso de los precios finales. Según Context, es el país donde el ASP de los ordenadores ha caído más entre el primer y segundo trimestre de 2022. Mientras tanto, en España los ingresos minoristas y de las PYMEs se están reduciendo, pero las ventas corporativas se han mantenido en estos meses. Por otro lado, en Reino Unido la contracción del mercado está siendo menor en el segmento comercial, pero el de consumo también adolece de los mismos problemas.

De cara al futuro los investigadores se muestran optimistas sobre el comportamiento del mercado a medio y largo plazo. Para hacer esta afirmación se basan en que hay una amplia base de equipos instalados que todavía necesitan ser renovados, y en sectores como el educativo la actualización podría ser inminente. Al mismo tiempo, el modelo de trabajo híbrido seguirá impulsando la renovación de equipos empresariales hacia plataformas basadas en Windows 11 y en los nuevos procesadores.