La escasez de chips se prolonga, pero afectará menos al mercado de PC

  • Infraestructura

Silicon Chips

A pesar de que los fabricantes de chips están tratando de aumentar la producción la escasez de chips continuará generando retrasos en la fabricación de muchos dispositivos electrónicos. Durante el primer trimestre de 2022 estos problemas continuarán, pero apenas afectarán a la industria de PC, que cuenta con inventario suficiente para satisfacer los pedidos a corto plazo en la temporada baja.

Recomendados: 

Tendencias tecnológicas de alto impacto para tu negocio Leer

CUSTOMER EXPERIENCE: Territorio digital Leer 

La industria de semiconductores continúa teniendo problemas para cubrir la demanda de chips, ya que sus esfuerzos para aumentar la producción tardarán en dar sus frutos, y la escasez general podría prolongarse más allá del primer semestre de 2022. Pero durante el primer trimestre algunas industrias podrán capear el temporal, gracias a que la temporada baja aliviará la presión sobre los OEM y ODM, que cuentan con inventario suficiente para satisfacer los pedidos.

Según los analistas de TrendForce, la oferta de semiconductores se mantendrá en los mismos niveles del cuarto trimestre del año pasado, y habrá una importante diferencia entre la capacidad de entrega de productos entre las diferentes categorías de equipos. Por ejemplo, el ciclo de entrega de chips FPGA se mantendrá en unas 50 semanas, como máximo, mientras que el de chips LAN ha pasado de ser superior a 50 semanas para situarse en 40 semanas.

Las previsiones para estos tres primeros meses de 2022 indican que el mercado de s servidores se verá afectado por el retraso que se está produciendo en la fabricación de placas base para estos equipos, un segmento en el que los expertos anticipan problemas imprevistos en la cadena de suministro. Como resultado, se espera que los envíos de servidores vean una disminución del 8% con respecto al último trimestre de 2021.

En el caso de los ordenadores de sobremesa y portátiles, la importante escasez de componentes que se ha visto durante buena parte del año pasado se ha relajado en los últimos meses, lo que ha resultado en un mayor nivel de envíos de los ODM de PC en el cuarto trimestre de 2021, superando las expectativas anteriores. Los analistas de TrendForce creen que el impacto de los problemas en la cadena de suministro está siendo relativamente menor que en otros segmentos. Aunque destacan que se están produciendo retrasos en la transición a la nueva plataforma de Intel que están causando una excesiva rigidez en el suministro de componentes, excepto en los controladores SSD PCIe 3.0.

Esto ha provocado que el ciclo de entrega se sitúe actualmente entre 8 y 12 semanas, unos plazos que están reduciéndose en ciertas categorías de circuitos integrados de tipo C, WiFi y PMIC. Estos expertos prevén que a medida que se recupere la estabilidad general de la cadena de suministro, los envíos de portátiles ODM irán normalizándose, pudiendo disminuirse solamente en un 5,1% con respecto al último trimestre de 2021. Aunque todavía pueden producirse desviaciones en varios canales de distribución que podrían afectar a los envíos durante los primeros meses del año.