Los problemas de suministro siguen afectando al mercado de PC

  • Infraestructura

Tienda PC compradora

El crecimiento meteórico del mercado de ordenadores se está frenando por la escasez de componentes en la cadena de suministro, un problema que va a agravarse en lo que resta de año. Ante esa situación, los proveedores están desviando los envíos hacia ciertos mercados y segmentos de clientes, lo que afectará a la disponibilidad a corto plazo de equipos en varias regiones, como Norteamérica.

Recomendados: 

Empresas data driven: estrategias de datos para marcar la diferencia Evento 

La hoja de ruta de DevOps en materia de seguridad Leer 

Durante el último año y medio el mercado de ordenadores ha crecido a un ritmo muy acelerado, aprovechando las tendencias hacia el teletrabajo, el ocio digital y la enseñanza digital. En conjunto, los envíos de equipos de sobremesa, portátiles y Workstation aumentaron un 3,9% interanual en el tercer trimestre de 2021, alcanzando 86,7 millones de unidades. Según los analistas de IDC, se trata del sexto trimestre consecutivo de crecimiento, pero en los últimos meses se están agravando los problemas en la cadena de suministro de los fabricantes, lo que está limitando su capacidad para entregar los pedidos, y anticipan más desafíos para el futuro cercano.

En opinión de Jitesh Ubrani, gerente de investigación de los rastreadores de dispositivos móviles y de consumo de IDC, “la industria de las PC continúa viéndose obstaculizada por los desafíos logísticos y de suministro y, lamentablemente, estos problemas no han mejorado mucho en los últimos meses”. En IDC están viendo que algunos proveedores están priorizando los envíos a varios segmentos de clientes y mercados regionales. Esto está permitiendo crecer a ciertos mercados emergentes, mientras que en los más maduros se está produciendo una desaceleración.

Un claro ejemplo está en Estados Unidos, donde se están experimentando grandes dificultades en la cadena de suministro, con cuellos de botella que ha llevado a una disminución en el mercado en el tercer trimestre, el primero en el que bajan las ventas desde que comenzó la pandemia. Como explica Neha Mahajan, analista senior de investigación de dispositivos y pantallas, en IDC, “después de un año de compras aceleradas impulsadas por el cambio al trabajo y el aprendizaje remotos, también ha habido una desaceleración comparativa en el gasto de PC”.

En su opinión, esto ha causado un debilitamiento del mercado estadounidense de ordenadores, que actualmente se encuentra con un inventario muy por debajo de los niveles normales. Esta situación podría darse en otros mercados occidentales de peso en lo que resta de año, aunque por ahora es difícil prever cómo se desarrollarán los problemas en la cadena de suministro, y qué priorizarán los proveedores de ordenadores de cara a final de año.