La industria de ordenadores enfrenta nuevos desafíos en su cadena de suministro

  • Infraestructura

barco puerto

Durante el tercer trimestre de 2021 los problemas en la cadena de suministro han afectado más seriamente a los proveedores de ordenadores, lo que está condicionando sus cifras. Tras un crecimiento espectacular en el último año y medio, en estos meses su capacidad para satisfacer los pedidos se ha reducido, un cambio de rumbo que podría prolongarse por la escasez de componentes y los problemas en la logística global.

Recomendados: 

Empresas data driven: estrategias de datos para marcar la diferencia Evento 

La hoja de ruta de DevOps en materia de seguridad Leer 

En los últimos cinco trimestres el mercado de ordenadores ha crecido a tasas de dos dígitos, gracias a las adquisiciones masivas motivadas por el teletrabajo y, posteriormente, por la renovación de equipos empresariales. Pero la industria está empezando a acusar los problemas que se están produciendo en la cadena de suministro. Según las últimas cifras publicadas por Canalys, en el tercer trimestre de 2021 el mercado de PC ha disminuido sus ventas un 5%, sumando unos envíos totales de 84,1 millones de unidades entre equipos de sobremesa, portátiles y estaciones de trabajo. Estascifras son inferiores a las publicadas recientemente por otros analistas del mercado, pero tienen en común la relajación del mercado a causa de los problemas en la cadena de suministro de componentes y las dificultades en la logística. 

Aunque por el momento los volúmenes continúan siendo elevados, ya que en los trimestres anteriores las cifras han seguido subiendo a niveles cercanos al máximo posible. Canalys señala que en los últimos dos años el mercado ha crecido a una CAGR del 9%, una cifra que si se analiza el último año es muy superior, ya que se han producido ciertos problemas que han complicado el suministro. Esta situación parecía haberse aliviado, pero en realidad continúa afectando a la industria, y en el tercer trimestre de 2021 ha comenzado a mostrar sus efectos.

En palabras de Ishan Dutt, analista senior de Canalys, “la interrupción de la cadena de suministro global y la red logística sigue siendo el inhibidor clave de un mayor crecimiento en el mercado de PC. Más de un año después del inicio de la pandemia, la fabricación continúa viéndose obstaculizada por cierres y otras restricciones relacionadas con la COVID-19, particularmente en Asia. Esto se ha visto agravado por una desaceleración masiva en el transporte global con los precios del flete y los tiempos de demora disparados a medida que varias industrias compiten para satisfacer la demanda no satisfecha”.

Ante este panorama los analistas esperan que el déficit de suministro se prolongará durante buena parte de 2022, y destacan que la campaña navideña se verá muy afectada por la escasez de equipos, retrasando las entregas. Y dicen que los proveedores que saldrán mejor parados de esta situación son los que sean capaces de gestionar, diversificando la producción y la distribución, y teniendo una mejor visibilidad de los pedidos para priorizar la asignación de dispositivos.

Por otro lado, Rushabh Doshi, director de investigación de Canalys, comenta que “si bien hay una marcada desaceleración con respecto al desempeño fenomenal del último trimestre en algunos segmentos, especialmente en educación y consumo, existen nuevas oportunidades”. Afirma que los modelos de trabajo híbrido abrirán nuevas vías que los proveedores de equipos podrán aprovechar mejorando las carteras de productos y las estrategias de comercialización. Porque aumentará la demanda de procesadores más rápidos, mejores cámaras integradas y conectividad de alta velocidad, características que eran importantes con el teletrabajo, pero que no condicionaron especialmente las decisiones de compra durante la crisis sanitaria.

Doshi añade que “también es probable que las pymes y las empresas se centren en la facilidad de adquisición, la seguridad y la gestión de dispositivos a medida que avanzan para mantener estas nuevas políticas a largo plazo. Además, se espera que la demanda de PC sea sólida por parte de las pymes, ya que varias industrias compiten por recuperar el tiempo perdido y el gasto de los consumidores se traslada a categorías que de otro modo estaban restringidas durante el cierre, principalmente turismo y viajes”.

Pero no quita peso a los problemas de suministro y logística que enfrenta la industria en esta nueva etapa, y afirma que los proveedores lo tienen más difícil que nunca para manejar el complejo equilibrio actual entre oferta y demanda, y asegura que no existen fórmulas mágicas que garanticen el éxito. Y Doshi concluye que “lo que es peor es que necesitan abordar no dos, o veinte, sino más de cien mercados en todo el mundo. Ser un proveedor de PC es envidiable y poco envidiable al mismo tiempo”.