La inteligencia artificial y el análisis impulsan el mercado de servidores

  • Infraestructura

data center servidor 2

Este año el mercado de servidores va a crecer gracias al aumento de precios y a la demanda incesante de equipos de gama alta para cargas de trabajo intensivas en datos, como la inteligencia artificial y la analítica. Los expertos también están viendo un aumento de la competencia entre proveedores de procesadores para servidores, ya que AMD está obteniendo resultados excepcionales, mientras que Intel quiere replantear su arquitectura para abordar los nuevos retos y no perder su posición de liderazgo.

Recomendados: 

Empresas data driven: estrategias de datos para marcar la diferencia Evento 

Entendiendo la Era del dato: tecnologías y propuestas para gestionar la "datificación" Webinar 

Durante el segundo trimestre de 2021 el mercado de servidores ha logrado alcanzar un nivel de envíos similar al del segundo cuarto del año pasado, cuando se lograron cifras récord por los grandes pedidos de los operadores hiperescala. Según los últimos datos publicados por la firma de investigación Omdia, se enviaron 3,4 millones de servidores al mercado global, y los ingresos de los proveedores se ajustaron a sus anteriores previsiones, situándose en torno a 21.500 millones de dólares. Teniendo en cuenta la trayectoria del mercado, esperan que los ingresos aumenten en total un 11% interanual en todo 2021, llegando a unos 92.000 millones.

Este crecimiento se debe a una confluencia de factores, sobre todo al aumento de precios de los servidores, y a la mayor demanda de equipos de gama alta. Según el informe de Omdia, este año los envíos están dominados por los servidores diseñados para cargas de trabajo intensivas en computación y en consumo de datos, como la inteligencia artificial y el análisis. Estos modelos están configurados con coprocesadores, más capacidad de memoria y medios de almacenamiento más rápidos, lo que incrementa sustancialmente su precio.

Por otro lado, los investigadores destacan el gran desempeño que ha tenido el fabricante de procesadores AMD durante este segundo trimestre, que ha logrado una participación histórica en el mercado, que se ha reflejado en sus ingresos. Los clientes que más han apostado por esta marca han sido los proveedores de la nube a hiperescala, especialmente Google, que han optado por esta plataforma para sus instalaciones, realizando pedidos de gran volumen.

Mientras tanto, el fabricante líder de procesadores para servidores, Intel, ha anunciado que va a adoptar un nuevo enfoque para su arquitectura de CPU, con nuevos diseños de núcleos enfocados a la eficiencia, con una preconfiguración centrada en el rendimiento multitarea de menos voltaje, pero permitiendo posteriores ajustes para amentar la frecuencia y escalar a potencia cuando se quieran dedicar a cargas de trabajo más exigentes. Su idea es desarrollar microarquitecturas para una gama más amplia de CPU personalizadas, capaces de ajustarse mejor a las necesidades de cada aplicación, pero todavía está por ver cuál será el resultado final.

Para los expertos, las arquitecturas tradicionales de CPU x86 que han dominado el mercado están viéndose desplazadas en algunos segmentos clave por otras alternativas como ARM, que se han abierto paso en un segmento tan importante para el mercado como los servidores para centros de datos de la nube. El avance en este sentido está siendo un poco más lento de lo esperado en el caso de proveedores como Amazon (Graviton) y Oracle (Ampere), pero otras firmas como Fujitsu y Huawei están progresando mucho en el campo de las CPU para servidores basadas en ARM.

Otro aspecto importante del informe de Omdia es que los proveedores que mejores cifras están acumulando este año son los de servidores de marca blanca, que proveen directamente a los grandes operadores hiperescala. Firmas como Wiwinn, Quanta Computer, Tyan (MiTAC) e Ingrasys (Foxconn) están liderando este mercado gracias a la expansión de los gigantes de la nube. Estas cifras muestran que todos los proveedores cloud norteamericanos han incrementado las compras cada trimestre, especialmente Microsoft, Amazon y Apple. Esto ha elevado la cuota de mercado de los proveedores de marca blanca a un 26%, lo que revalida su liderazgo en el mercado mundial de servidores.

En cuanto a los proveedores de marca, Vlad Galabov, director de nube e investigación de centros de datos en Omdia, comenta que han seguido la evolución de los modelos de consumo de tecnología durante muchos años, y no les sorprendieron “los esfuerzos renovados de los proveedores de servidores para proporcionar su infraestructura como un servicio, aunque esté ubicado en las instalaciones de sus clientes”. Y dice que “en el segundo trimestre de 2021, HPE, Dell y Lenovo informaron de una fuerte tracción para sus ofertas individuales. Curiosamente, HPE también entregó un supercomputador como servicio. Esto está en línea con una tendencia más amplia que vemos en las grandes empresas de reducir el gasto de capital a favor de mayores gastos operativos”.