Se acelera la transición a las redes de fibra óptica

  • Infraestructura

fibra, conductos, cable

En lo que va de año muchos operadores de telecomunicaciones han progresado en la sustitución de las redes de banda ancha de cable tradicionales por infraestructuras de fibra óptica. Aunque en regiones desarrolladas como Norteamérica esta transición se ha moderado, en muchos otros países el gasto ha aumentado, a medida que se extienden estas redes más allá de los grandes núcleos urbanos.

Recomendados: 

Innovación tecnológica.
II
 Foro IT User,
28 septiembre Regístrate

¿Cómo optimizar
los costes IT? Informe

El "Headless" CMS en la empresa Leer

La digitalización se apoya en las redes de banda ancha, lo que desde hace años está incentivando el cambio de las líneas DSL a redes de fibra óptica, que permiten un mayor ancho de banda. En las regiones económicas más desarrolladas la cobertura de fibra óptica se ha ido extendiendo a gran parte de la geografía, pero en muy pocos lugares se ha logrado completar esta transición. Mientras tanto, en muchos otros países la fibra se limita a los grandes núcleos urbanos y zonas industriales, y queda mucho trabajo por hacer hasta lograr el 100% de cobertura.

A lo largo de este año los operadores de telecomunicaciones de muchos países han redoblado sus esfuerzos para modernizar sus redes de banda ancha, invirtiendo en redes de fibra pasivas (PON). Durante la última década el mercado ha estado alimentado por el gasto en los países más desarrollados de América, Europa y Asia, pero la ralentización de la economía y los problemas de suministro han afectado a los planes de modernización de redes en regiones como Norteamérica. En cambio, en países emergentes donde se está acelerando la transformación digital la industria está redoblando sus esfuerzos por instalar redes de alta velocidad.

Esta tendencia queda recogida en el último informe publicado por Dell’Oro Group, que indica un crecimiento del 12% interanual en los ingresos del mercado equipos de acceso de banda ancha durante el segundo trimestre de 2022, alcanzando 4.500 millones de dólares. Este se está viendo impulsado por el gasto en equipos PON, que ha aumentado un 19% con respecto al año pasado, destacando los ingresos de OLT PON, que han logrado un récord de 1.300 millones en estos tres meses.

En su informe, Jeff Heynen, vicepresidente de acceso de banda ancha y redes domésticas de Dell'Oro Group, explica que los operadores de telecomunicaciones de Europa, China y el Sudeste Asiático han sido los protagonistas crecimiento que se ha visto en este segundo trimestre. Esto ha permitido compensar de sobra la ralentización del mercado norteamericano, que ha experimentado el tradicional descenso estacional. Y Heynen destaca que la transición a la fibra óptica ya no se limita a unos pocos países, sino que se está acelerando en muchas regiones menos desarrolladas.

Su investigación muestra que los envíos totales de XGS-PON ONT han logrado superar el millón de unidades en estos meses, alcanzando 1,2 millones en todo el mundo. Por su parte, los ingresos combinados de concentradores de acceso por cable disminuyeron un 4% interanual, bajando a 236 millones de dólares. En los segmentos de dispositivos PHY y OLT remotos se han logrado ingresos récord, aunque no han podido compensar la caída de las licencias de canal CCAP.

Finalmente, esta investigación revela que en el segundo trimestre se ha logrado aumentar en un 3% interanual los envíos de unidades CPE de cable, gracias a que los proveedores han podido cumplir con los pedidos atrasados de los últimos trimestres. En esta categoría los ingresos han aumentado un 11% con respecto al segundo trimestre del año pasado, gracias a un aumento considerable de envíos de puertas de enlace DOCSIS 3.1 de gama alta, que han aportado mucho valor al mercado.