Se ralentiza el mercado de equipos de telecomunicaciones

  • Infraestructura

torres Telxius

Después de cuatro años de crecimiento el mercado de equipos de telecomunicaciones está comenzando a relajarse, a medida que surgen más desafíos para el despliegue de 5G en Estados Unidos y China. Este año las ventas volverán a crecer a nivel mundial, aunque de forma más contenida, debido a la paralización del mercado en Rusia y a complicaciones en otros mercados como Japón o India.

La constante expansión de redes de banda ancha de fibra óptica y móviles ha permitido que el mercado de equipos de telecomunicaciones haya crecido de forma moderada en los últimos cuatro años, culminando con un crecimiento del 7% interanual en 2021. Pero en 2022 se está ralentizando el crecimiento de ventas de tecnologías de banda ancha, transporte óptico y de microondas, Mobile Core Network (MCN), Redes de Acceso de Radio (RAN), routers y conmutadores de proveedores de servicios.

En un informe publicado por Dell’Oro Group, su experto Stefan Pongratz afirma que este año las ventas se moderarán, mostrando un crecimiento de solo el 3%, a pesar de los constantes avances de la fibra óptica y 5G. Explica que están surgiendo desafíos en el despliegue de la nueva generación de redes móviles en algunos de los mercados más avanzados, aunque la penetración de la banda ancha fija y móvil continuará más allá de 2022.

La escasez de componentes persiste, el fortalecimiento del dólar frente a otras monedas, la salida de los proveedores de tecnología del mercado ruso y la lenta progresión del mercado inalámbrico en Japón han lastrado el mercado general de equipos de telecomunicaciones en la primera mitad de 2022. En el segundo trimestre esta desaceleración se ha incrementado más de lo previsto y la demanda creciente de equipos de banda ancha no ha logrado compensar la caída de ventas de RAN, transporte óptico y routers.

Por un lado, en Norteamérica y China las ventas han aumentado a tasas de dos y un dígito, respectivamente, en la primera mitad del año. Pero, por otro, el mercado se ha moderado en el resto de Asia Pacífico, y en Europa se espera una caída interanual de ingresos por las complicaciones económicas y la salida de Rusia del mercado. Pongratz afirma que, por el momento, sus investigaciones no han llevado a una revisión de sus previsiones a corto plazo, a pesar de las complicaciones del mercado, y todavía esperan que los ingresos crecerán por quinto año consecutivo en 2022, aunque de forma más moderada que en años anteriores.

Señala que los principales operadores de telecomunicaciones no están revisando sus planes de gasto de capital para lo que resta de 2022, pero las proyecciones de CAPEX basadas en dólares americanos están reduciéndose para equiparar las ganancias en dólares frente a la mayoría de las demás monedas internacionales importantes. Y el año que viene podría verse una mayor relajación del mercado, a pesar de que el despliegue de fibra óptica y 5G continuará progresando.