El acceso fijo a internet por 5G despegará con fuerza en 2023

  • Infraestructura

5G

Los operadores de telecomunicaciones ven grandes oportunidades en el acceso fijo a Internet a través de 5G, y se preparan para lanzar nuevos servicios FWA el año que viene. Las previsiones indican que los ingresos por estas conexiones podrían aumentar un 480% en 2023, alcanzando unos 2.500 millones de dólares en todo el mundo, una cifra que podría aumentar rápidamente en los próximos años.

Recomendados: 

Innovación tecnológica.
II
 Foro IT User,
28 septiembre Regístrate

¿Cómo optimizar
los costes IT? Informe

El "Headless" CMS en la empresa Leer

El acceso a Internet a través de redes fijas se ha ofrecido tradicionalmente a través de líneas DSL y, en los últimos años, a través de redes de fibra óptica, una tecnología que todavía está expandiéndose para ampliar la cobertura de banda ancha en todo el mundo. Pero llevar una conectividad de alta velocidad a regiones apartadas implica enormes gastos y pocos beneficios para los operadores de telecomunicaciones, algo que podría no ser necesario gracias a la tecnología 5G. De hecho, en el último año ya han surgido los primeros servicios basados en redes móviles de quinta generación, que están ganando popularidad con rapidez.

Las redes móviles de quinta generación ofrecen un gran ancho de banda con muy baja latencia y otros beneficios adicionales, que los operadores quieren aprovechar para ofrecer servicios de acceso inalámbrico fijo (FWA) de alta velocidad. Según un informe elaborado por Juniper Research, los ingresos generados por FWA podrían aumentar un 480% entre 2022 y 2023 a nivel mundial, pasando de los 515 millones de dólares este año a unos 2.500 millones en tan solo 12 meses. Esto se debe a que 5G promete capacidades que no era posible ofrecer con las anteriores generaciones de redes móviles y que podrían cambiar completamente el panorama del acceso fijo a internet en muchas regiones del globo.

Los servicios FWA basados en 5G proporcionan acceso a Internet de alta velocidad mediante equipos en las instalaciones del cliente (CPE) dotados de conectividad celular, que se pueden usar para construir redes de banda ancha o para realizar despliegues de dispositivos IoT en ciudades o empresas. Las posibilidades de esta tecnología para proporcionar servicios en lugares donde no hay cobertura de banda ancha y para brindar servicios 5G privados a empresas ha llevado a estos expertos a determinar que los ingresos de 5G FWA podrían crecer de forma meteórica en los próximos cinco años, pudiendo alcanzar 24.000 millones de dólares para el año 2027.

Anticipan que el 94% de los ingresos globales de los operadores por servicios 5G FWA provendrán del mercado de consumo. Pero recomiendan a los operadores que se enfoquen en ofrecer una propuesta de valor convincente para los usuarios, agrupando servicios de transmisión de vídeo, juegos y seguridad doméstica inteligente. Esto les permitirá brindar una experiencia de usuario más completa y satisfactoria y presentar ventajas competitivas frente a las tecnologías de acceso fijo tradicionales, como FTTH (Fibre To The Home).

Elisha Sudlow-Poole, responsables de esta investigación, explica que “los beneficios de FWA ahora son comparables con los servicios que utilizan redes basadas en fibra. Los operadores tienen una oportunidad inmediata de generar ingresos de las suscripciones de banda ancha directamente a los usuarios finales al proporcionar soluciones de última milla respaldadas por su infraestructura 5G existente”.

Los expertos tienen claro que 5G tendrá una gran relevancia para los consumidores en el acceso fijo a Internet, pero también creen que irá ganando posiciones en el ámbito empresarial gracias a las redes 5G privadas. Las principales áreas de aplicación que identifican actualmente están en la fabricación inteligente y la conectividad en puertos y aeropuertos, pero hay muchas más posibilidades en lo que se refiere a las soluciones comerciales de conectividad a internet de última milla. Para impulsar este mercado recomiendan a los operadores que utilicen 5G FWA para facilitar la entrega de última milla, colaborando con las redes fijas basadas en fibra óptica, lo que les permitirá maximizar el rendimiento de la red y el retorno de las fuertes inversiones realizadas para desplegar servicios 5G.