Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Aumenta el uso de herramientas de análisis oscuro

  • Inteligencia Artificial

Big Data analitica

Gran parte de la información valiosa que manejan las organizaciones está encerrada en los datos no estructurados y no convencionales y, para obtenerla, es preciso emplear herramientas de analítica capaces de comprender estos datos. Esto está dando fuerza al mercado de ?Dark Analytics?, que en los próximos años crecerá a una tasa interanual superior al 25% en todo el mundo.

Las empresas que quieren aplicar inteligencia de negocio al máximo nivel deben extraer toda la información de los datos que manejan, tanto estructurados como no estructurados. Estos últimos engloban la información sin clasificar, proveniente de todo tipo de interacciones y archivos digitales, desde imágenes a vídeo, audio, documentos o emails, entre otras muchas fuentes.

Toda esta información se encuentra sin clasificar, y para integrarla en las plataformas de gestión de datos y de inteligencia de negocio las organizaciones deben recurrir a herramientas de analítica avanzada, capaces de comprender su contenido, una tecnología que está cobrando mucha importancia con la transformación digital. Para ello se emplean herramientas como la analítica de voz, texto e imágenes, y tecnologías como el aprendizaje profundo, que permite categorizar el contenido y extraer la información útil de estas fuentes no convencionales.

Esto ha generado un mercado, conocido como de Dark Analytics, que está creciendo con fuerza, y continuará haciéndolo en los próximos años. Según un reciente informe preliminar publicado por Market Research Future, este mercado va a crecer a una CAGR del 25,08% en los próximos años, impulsando la capacidad de las organizaciones de entender más en profundidad a sus clientes y el desarrollo de su negocio, en base a información comercial proveniente de múltiples fuentes no convencionales.

Este mercado se segmenta en función de los componentes, el despliegue, la aplicación, la industria vertical y la región. En cuanto a los componentes, se divide en soluciones y servicios, siendo el de las soluciones el que domina el mercado, y el que mostrará un crecimiento más destacado en el futuro. En base a la implementación, el mercado está dividido entre la nube y las instalaciones locales, que será el que dominará el mercado.

Sobre la aplicación, el mercado está dividido entre operaciones, finanzas, recursos humanos y marketing, y será el marketing el más importante para la analítica de “datos oscuros”. Y las verticales que intervienen en este mercado son TI, telecomunicaciones, BFSI, comercio minorista, comercio electrónico, gobierno, salud, medios y entretenimiento y otros. En general, el sector que más va a invertir en la analítica de datos oscuros será el comercio minorista y el comercio electrónico, cuyo objetivo es capturar más valor de la información comercial para personalizar más las ofertas y comprender mejor las tendencias de mercado.

En términos regionales, MArket Rsearch Future pronostica que el mercado de Dark Analytics crecerá más en América del norte, que será la región que liderará el mercado hasta 2024. A continuación, se situará Europa, donde se está dando un importante aumento en la adopción de las tecnologías de analítica de datos no estructurados. Especialmente por la presión de los gobiernos para que las organizaciones garanticen el cumplimiento con la regulación GDPR.

Mientras tanto, Asia Pacífico también experimentará un importante crecimiento entre 2019 y 2024, gracias al creciente número de empresas emergentes que quieren aprovechar el poder de la información encerrada en datos no estructurados para la toma de decisiones. También tendrá un importante impacto la proliferación de las tecnologías basadas en IoT, que generan datos de todo tipo, provenientes de imágenes, audio, sensores, etcétera. Por su parte, las empresas de Medio Oriente y África también incrementarán sus inversiones en Dark Analytics durante este período, aunque aún estarán lejos de los líderes.