Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las empresas invertirán más en IA para ayudar en la toma de decisiones

  • Inteligencia Artificial

inteligencia artificial

Entre los diferentes usos empresariales de la inteligencia artificial, el preferido es para obtener ayuda en la toma de decisiones, mediante lo que se denomina inteligencia aumentada. Según los expertos, este mercado está en pleno crecimiento y para el año 2021 creará un gran valor comercial para las organizaciones, calculado en 2.900 millones de dólares.

Usar la inteligencia artificial para proporcionar información útil de cara a la toma de decisiones comerciales es una tendencia importante. Gracias a un mejor análisis y comprensión de los datos que manejan las empresas, la IA es capaz de proporcionar información valiosa para estos procesos, como tendencias y posibles oportunidades comerciales que podrían escapar a la percepción de los directivos y responsables de las decisiones de compra y venta en las empresas.

Según el último análisis realizado por Gartner, el crecimiento de la inteligencia artificial en este campo permitirá crear 2.900 millones de dólares en nuevas oportunidades comerciales para 2021, y reducirán las horas de productividad de los trabajadores en 6.200 millones de horas en todo el mundo. Los expertos de esta consultora definen la inteligencia aumentada como un modelo de asociación entre la IA y las personas, que trabajando de forma conjunta pueden mejorar el rendimiento cognitivo. Esto abarca el aprendizaje, la toma de decisiones y la creación de nuevas experiencias.

Como dijo Svetlana Sicular, vicepresidenta de investigación de Gartner, “La inteligencia aumentada se trata de que las personas se aprovechen de la IA. A medida que la tecnología de IA evoluciona, las capacidades combinadas de humanos e IA que permite la inteligencia aumentada brindarán los mayores beneficios a las empresas”.

Las previsiones de Gartner sobre el valor que generará la inteligencia aumentada son que para el año 2030 esta forma de utilizar la inteligencia artificial superará a otras modalidades comerciales dentro de las organizaciones, y que para entonces representará el 44% de todo el valor comercial derivado del uso de IA.

Otro de los campos en los que la inteligencia aumentada tendrá un impacto significativo será en la mejora de la experiencia del cliente, que se considera actualmente como la principal fuente de valor comercial derivado de la IA. Gracias al apoyo de la IA en la toma de decisiones, se reducen significativamente los errores y se mejora la personalización de servicios a los clientes. Según Sicular, “El objetivo es ser más eficiente con la automatización, al tiempo que se complementa con un toque humano y sentido común para gestionar los riesgos de la automatización de decisiones”.

Añadió que “La emoción por las herramientas, los servicios y los algoritmos de inteligencia artificial pierde un punto crucial: el objetivo de la inteligencia artificial debería ser empoderar a los humanos para que sean mejores, más inteligentes y más felices, no crear un mundo de máquinas por sí mismo. La inteligencia aumentada es un enfoque de diseño para obtener beneficios con la inteligencia artificial, y ayudar a las máquinas y a las personas a rendir al máximo”.