Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La IA empresarial está lista para los datos actualizados de la nube

  • Inteligencia Artificial

Inteligencia artificial_4

A pesar de que se enfrentan a numerosos retos, gran parte de las empresas tienen la intención de implementar la IA con datos actualizados de la nube. Esto forma parte de las estrategias más avanzadas de transformación digital, que contemplan el uso creciente de la inteligencia artificial para impulsar los negocios digitales en diferentes ámbitos.

Los expertos de la firma Deloitte han elaborado un estudio sobre al estado de las iniciativas de inteligencia artificial en el sector empresarial, que revela que gran parte de las empresas se disponen a dar el siguiente paso en la aplicación de esta tecnología. Según sus datos, más de la mitad de las organizaciones encuestadas tienen proyectos de modernización de datos en funcionamiento en los que está implicada la IA, a pesar de que se enfrentan a numerosos retos como la complejidad de implementación y la incertidumbre acerca del retorno de las inversiones.

Según esta investigación, gran parte de las empresas ya han apostado por la inteligencia artificial o tienen planes para su implementación en diferentes áreas del negocio. Para lograr el éxito en este camino, los expertos de Deloitte afirman que es obligatorio modernizar los datos disponibles para alimentar a la IA, ya que son dos cosas íntimamente ligadas. Según sus estimaciones, 9 de cada 10 empresas están almacenando sus datos en la nube, y el 55% de ellas buscan con ello modernizar sus datos. Actualmente, el 34% de las organizaciones afirma que ya ha realizado este proceso, mientras que la mitad dice que está en camino de hacerlo.

El siguiente paso lógico es habilitar los datos de la nube para que la inteligencia artificial pueda alimentarse de ellos. Según los autores de este estudio, las empresas que quieran progresar deben acelerar la migración a la nube y priorizar la modernización de los datos para aplicarlos a la IA en diferentes áreas del negocio. Aunque advierten que existe un riesgo en centrarse demasiado en un área, dejando de lado el resto. Por ello, en su opinión, la mejor estrategia es adelantarse a los posibles problemas que puedan afectar al progreso de las iniciativas de modernización de datos y a la obtención de beneficios.

En este camino hay baches importantes, como la correcta administración de los datos no estructurados, que es uno de los campos más complejos a la hora de extraer valor de la información. Otros son la gran complejidad tecnológica que hay detrás de la implementación de la IA para trabajar a diferentes niveles en la organización, y los costes derivados de este gran salto tecnológico. Pero lo que parece claro es que todos estos datos de diversa naturaleza acabarán en la nube, y la inteligencia artificial debe trabajar con ellos para contar con la información más actualizada. Solo así se logrará extraer el valor real de la inteligencia artificial para mejorar los negocios, acelerar el ROI y seguir siendo competitivos.