Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Bosch apuesta por la inteligencia artificial

  • Inteligencia Artificial

GMV Inteligencia Artificial

En la presente edición de la feria CES el fabricante Bosch ha mostrado hasta dónde llega su apuesta por la integración de la inteligencia artificial a diferentes niveles. La firma alemana está ampliando el uso de esta tecnología en sus productos y, además, está impulsando la innovación y la formación de nuevos talentos en este campo para liderar el camino en su sector.

La inteligencia artificial está propagándose en multitud de industrias como las de fabricación y en entornos como el doméstico, facilitando la vida a las personas y proporcionando a las empresas formas de mejorar sus procesos, su gestión y la cercanía con sus clientes. La IA se está sumando a otras tecnologías para conformar ecosistemas digitales más automatizados, personalizados e inteligentes, y la empresa Bosch está decidida a apostar por esta innovación para mejorar sus productos y servicios, como ha podido mostrar durante la última edición de la feria CES.

En el marco de este importante evento ha recibido el premio CES Innovation Award por su novedoso Virtual Visor. Se trata de un parasol transparente capaz de detectar la posición de los ojos del conductor y, mediante inteligencia artificial, analizar estos datos y la intensidad de la luz incidente para oscurecer de forma dinámica sólo las áreas del parasol que protegen al conductor de ser deslumbrado por el sol. Otra innovación ganadora del premio es una pantalla 3D pasiva diseñada para mostrar alertas para los conductores en 3 dimensiones. Otras innovaciones en las que el fabricante alemán ya está usando la inteligencia artificial son una aplicación de mantenimiento predictivo para la Estación Espacial Internacional, un sistema de monitorización del interior de los coches y una plataforma de diagnóstico médico dotada de inteligencia.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Está claro que la apuesta por la inteligencia artificial de esta gran compañía, que opera en numerosos sectores industriales, es muy fuerte. Como señaló en un reciente comunicado Michael Bolle, miembro del Consejo de Administración de Bosch, “Las soluciones que presentamos en el CES dejan claro que Bosch también aspira a convertirse en un líder en innovación en inteligencia artificial. A partir de 2025, todos los productos de Bosch contendrán inteligencia artificial o se habrán desarrollado o fabricado con la ayuda de la misma”.

En este sentido, la compañía está dedicando buena parte de sus inversiones de 3.700 millones de euros anuales en software al campo de la IA, proyectos en los que actualmente interviene un equipo de más 30.000 ingenieros de software, con unos 1.000 empleados trabajando directamente en la IA. Esto responde a las previsiones que indican que hasta 2025 el mercado de aplicaciones de inteligencia artificial alcanzará un valor de 120.000 millones de dólares.

Por otro lado, la compañía ha creado un programa de formación para capacitar a casi 20.000 trabajadores como expertos en inteligencia artificial solo en los próximos dos años, un proyecto verdaderamente ambicioso. Según ha dicho Boelle, “debemos invertir no solo en inteligencia artificial, sino también en inteligencia humana”. Para ello ha diseñado un programa organizado en tres niveles, para formar a directores, ingenieros y desarrolladores de IA. Y cabe destacar que han enfocado esta iniciativa hacia el uso responsable de esta tecnología, aplicando una serie de principios éticos y de seguridad que darán más confianza a socios y clientes. Boelle recalcó que, “cualquiera que haya internalizado los principios técnicos y éticos, sabe lo importante que es la seguridad y la soberanía de los datos. En cierto modo, la confianza es la calidad del producto en el mundo digital”.

Además de todos estos esfuerzos, la compañía ha decidido ampliar su apuesta por el uso industrial de la inteligencia artificial, con el fin de mejorar la tecnología en beneficio de las personas, garantizando la seguridad y robustez de la IA, y haciéndola explicable para las personas, que siempre podrán tener el control sobre ella. Un ejemplo es la aplicación de la IA a la fabricación de sistemas de seguridad para los coches, como el ABS, el ESP o los airbag.

Y Bosch también ha decidido invertir en la construcción de un campus especializado en IA, que estará ubicado en Tübingen (Alemania), para el que ha destinado unos fondos de 100 millones de euros. Se espera que el nuevo Centro Bosch para la Inteligencia Artificial (BCAI) esté operativo para finales de 2022, ofreciendo a unos 700 expertos el espacio necesario para llevar a cabo sus investigaciones y compartir conocimientos y experiencia en el campo de la inteligencia artificial.