La inteligencia artificial progresa rápidamente en el ámbito empresarial

  • Inteligencia Artificial

Inteligencia artificial IA 2

En lo que va de año las empresas han incrementado el gasto en soluciones de inteligencia artificial para apoyar diferentes procesos de trabajo y toma de decisiones. Y se espera que a partir del año que viene el mercado experimente un crecimiento acelerado, a medida que las organizaciones expandan el uso de estas tecnologías a nuevas áreas.

Las empresas ven en la inteligencia artificia una herramienta perfecta para acelerar la transformación digital, y durante 2020 comenzaron a invertir más en soluciones de IA para automatizar ciertas tareas y ser más ágiles. Según los expertos de IDC, este año han entrado en una nueva etapa en la que emplean esta tecnología cada vez más para apoyar los procesos de trabajo y para reforzar la toma de decisiones con información más precisa y completa. Por ello, esperan que el gasto en soluciones de hardware, software y servicios de IA aumentará un 15,2% interanual, alcanzando un valor de 341.800 millones de dólares en todo el mundo.

En opinión de Ritu Jyoti, vicepresidente de grupo de Investigación de IA y Automatización, en IDC, “la disrupción es inquietante, pero también puede servir como catalizador para la innovación y la transformación. 2020 fue el año que aceleró la transformación digital y fortaleció el valor de la IA empresarial. Ahora hemos entrado en el dominio del trabajo y la decisión aumentados por IA en todas las áreas funcionales de una empresa. La creación y el uso responsables de soluciones de IA que puedan detectar, predecir, responder y adaptarse a la velocidad es un imperativo empresarial importante”.

Las ventajas que ofrece la IA en estos primeros ámbitos harán que las organizaciones aceleren su adopción y profundicen en el uso de esta tecnología a partir del año que viene, cuando se espera que el mercado comience a crecer aún más deprisa. Las estimaciones de IDC son que en 2022 los ingresos crecerán otro 18,8%, una tendencia que se prolongará probablemente hasta 2024, para cuando esperan que se supere a barrera de los 500.000 millones de dólares.

Esto está propiciando un desarrollo tecnológico en todos los ámbitos de la IA, gracias a plataformas de hardware y servicios cada vez más avanzados y accesibles para los clientes. Actualmente, la categoría de software de IA acapara el 88% del mercado, pero la de hardware de IA será la que más crecerá en general durante estos años, aunque los servicios de IA podrían alcanzarán la tasa más elevada a partir de 2023.

En el ámbito del software de IA, las aplicaciones son responsables de casi el 50% de los ingresos, pero serán las plataformas de IA las que crecerán con más solidez en este período, a una CAGR del 33,2%. Por su parte, el software de infraestructura de IA sigue un proceso más lento (CAGR del 14,4%), pero representa en torno al 35% de todos los ingresos de la categoría de software. Analizando más el ámbito de las aplicaciones de inteligencia artificial, IDC pronostica que la categoría de ERM IA logrará crecer con más fuerza que CRM IA en este tiempo, y el software de ciclo de vida basado en inteligencia artificial será el que más crecerá entre las plataformas de IA.

La categoría de servicios de inteligencia artificial está evolucionando a marchas forzadas, proporcionando soluciones accesibles a muchas empresas que no pueden invertir tanto en hardware y software propios. Gracias a ello, IDC pronostica que este segmento del mercado de IA crecerá a una CAGR del 21% hasta 2024, tras un crecimiento del 19,2% interanual en 2021. De los dos segmentos que componen los servicios de IA el mayor son los servicios de TI, que actualmente representan el 80% de los ingresos. Los servicios comerciales son más minoritarios, pero ambos crecerán a una CAGR del 21% hasta 2025, para cuando se espera que sumen unos ingresos totales de 50.000 millones de dólares.

Jennifer Hamel, gerente de investigación, análisis y servicios de automatización inteligente, en IDC, comenta que “la inteligencia artificial ha surgido como un componente esencial de la empresa del futuro, impulsando la demanda de socios de servicios para ayudar a las organizaciones a superar los muchos obstáculos que se interponen entre los proyectos piloto y la inteligencia artificial empresarial. La demanda de los clientes con experiencia en el desarrollo de soluciones de inteligencia artificial de grado de producción y el establecimiento de la organización, la plataforma, la gobernanza, el proceso comercial y las estrategias de talento adecuadas para garantizar la adopción sostenible de la inteligencia artificial a escala impulsa la expansión en los servicios de TI y los segmentos de servicios comerciales”.

La última gran categoría del mercado de IA es la de hardware, que actualmente solo representa el 5% de los ingresos, pero que está sufriendo una gran evolución, gracias a la innovación de varios fabricantes. Anteriormente era necesario contar con grandes ordenadores para mover las aplicaciones de IA, pero están surgiendo plataformas de hardware específicamente diseñadas para este uso con un tamaño y un coste mucho más contenidos, que permitirán expandir el uso de la IA a todos los terrenos, incluyendo la computación perimetral e IoT.

Según IDC, los ingresos de esta categoría crecerán un 29,6% interanual en 2021, un porcentaje que podría aumenta en 2022, pero que se contendrá a más largo plazo, con una CAGR del 19,4% durante los próximos cinco años. Dentro del hardware están los servidores de IA y el almacenamiento, y por ahora el primer segmento domina el mercado con un 82% de los ingresos. Pero los expertos creen que el almacenamiento para inteligencia artificial crecerá más rápidamente en los próximos cinco años, a una CAGR del 22,1%, a medida que las empresas escalen sus proyectos de IA, lo que les obligará a contar con sistemas de datos más veloces y de más capacidad.

Para Peter Rutten, director de investigación, sistemas de infraestructura, plataformas y tecnologías, en IDC, “el mercado de servidores y almacenamiento de inteligencia artificial se vio menos afectado de lo previsto por la pandemia de COVID-19 y ahora está recuperando impulso rápidamente, especialmente en el borde. La infraestructura elegida se está fusionando en torno a la computación paralela masiva utilizando coprocesadores y clústeres de servidores con interconexiones y redes rápidas”.