La realidad aumentada ya se considera más disruptiva que la inteligencia artificial

  • Software y Apps

Aigües de Barcelona_Agua_Realidad aumentada

Una encuesta reciente sitúa a la realidad aumentada a la cabeza de la lista de tecnologías disruptivas, por delante de la inteligencia artificial, Internet of Things o las redes 5G. Cada vez más empresas perciben nuevas posibilidades de uso para las nuevas formas de visión enriquecida, y consideran que tienen un enorme potencial transformador para sus respectivas industrias.

Recomendados: 

Entendiendo la Era del dato: tecnologías y propuestas para gestionar la "datificación" Webinar 

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer

Desde hace algunos años se consideraba a la inteligencia artificial como la tecnología más disruptiva para la mayor parte de sectores, ya que su introducción iba a transformar completamente la forma de trabajar con la información, de comprender a los clientes y de llevar a cabo la toma de decisiones en casi cualquier área. Actualmente muchas empresas utilizan aplicaciones basadas en la IA y se percibe cada vez más como una tecnología fundamental y mejora conocida, y su potencial para cambiar la forma de trabajar se ha reducido a medida que ha avanzado la digitalización.

En cambio, como revela una encuesta realizada recientemente por GlobalData, la Realidad Aumentada ha tomado el relevo, y casi un 70% de los entrevistados sitúa esta tecnología como la más disruptiva para su industria. Esto la coloca por encima de otras siete tecnologías que están llegando al mundo empresarial como la inteligencia artificial, que está en segundo lugar, la ciberseguridad, la computación en la nube, Internet of Things y las comunicaciones 5G.

Además, los investigadores han constatado que el 58% de las empresas había cambiado su percepción de la realidad aumentada en los últimos 12 meses, viéndola ahora como una opción más atractiva y con interesantes aplicaciones en su organización. Según comenta Filipe Oliveira, analista senior de GlobalData, “este cambio en la forma en que la gente ve la realidad aumentada probablemente será a largo plazo, y no solo algo temporal. Está claro que la gente se está acercando a la tecnología, incluso si no creen que hará una gran diferencia en el futuro”.

Por ahora, hay muchas empresas que se muestran cautas a la hora de ubicar la realidad aumentada dentro de su industria. Solo el 24% afirma que la AR ya está irrumpiendo en su sector, y únicamente un 10% prevé cambios importantes para los próximos 12 meses. Eso sí, la mayoría se muestran convencidos de que a lo largo de la próxima década se irá apreciando más el verdadero impacto que tendrá en la forma de trabajar. Mientras tanto, otras tecnologías de esta lista ya se están implementando de forma más masiva, como la ciberseguridad o la computación en la nube.

Una cuestión interesante que revela esta investigación es que en general las empresas no tienen claro que la realidad aumentada sea capaz de cumplir con todo aquello que parece prometer. Solo un 26% cree que l hará, una cifra que contrasta mucho con la de más del 60% que sí espera obtener lo prometido de la computación en la nube y la ciberseguridad. El 50% está convencido de que se le está dando mucho bombo a la AR, pero reconocen que sí le ven utilidad para su sector.

En opinión de Oliveira, “el contraste entre la gran proporción de encuestados que dijeron que la realidad aumentada es disruptiva y la baja proporción que dijo que la AR ya estaba alterando su industria sugiere que hay un camino por recorrer antes de que se vuelva omnipresente en los negocios. Sin embargo, se alinean varias condiciones para facilitar la promoción de la RA como herramienta empresarial”.