Inteligencia artificial para reducir el overbooking y los sobrecostes de las aerolíneas

  • Inteligencia Artificial

Terminal aeropuerto - Overbooking

La inteligencia artificial se presenta como un gran aliado para las compañías aéreas, ya que puede ayudar a a prevenir cancelaciones, evitar el overbooking y abrir nuevas vías para reducir los costos. Con la inteligencia artificial las aerolíneas pueden mejorar mucho la gestión de reservas y aportar más confianza a los clientes, lo que ayuda a mejorar la imagen de marca en un mercado altamente competitivo, y se espera que su adopción crezca en los próximos años.

  Recomendados....

» El CIO estratégico vincula la optimización de costes a los resultados de negocio (Gartner) Informe
» Plataformas de comunicaciones empresariales bajo suscripción, ¿por qué? Documento
» Headless CMS, un abanico de oportunidades en los proyectos empresariales
Leer

Las compañías aéreas intentan completar el aforo de los aviones para optimizar los costos de los vuelos, pero se enfrentan a cancelaciones imprevistas, por lo que en muchos casos habilitan la reserva de plazas adicionales que pueden o no cubrirse. Esto genera el problema conocido como overbooking, que deja a muchos pasajeros en tierra por el exceso de reservas. Además, para compensar las posibles pérdidas ocasionadas por las cancelaciones las aerolíneas suelen elevar el precio de los viajes, penalizando a los clientes con un sobrecoste del 20% en vuelos nacionales y del 25% en los internacionales.

Estas prácticas tienen un efecto muy negativo en la imagen de marca, un problema que se podría mitigar utilizando la inteligencia artificial en el proceso de reserva de plazas. La consultora Datarmony, especializada en la reducción de costes, afirma que la IA aporta a las aerolíneas la capacidad de prever las cancelaciones de reservas, lo que potencialmente reduciría la sobreventa de reservas, garantizando la plaza a los clientes, reduciendo los riesgos y los costes y permitiendo aumentar los márgenes de beneficio.

Felipe Maggi, Chief Data Officer (CDO) de Datarmony, explica que “la inteligencia artificial permite conocer con anticipación las reservas que tienen más probabilidad de cancelarse, evitando así el overbooking indiscriminado, puesto que las probabilidades de quedarse sin plaza disminuyen”. En su opinión, las técnicas que aplican las aerolíneas para compensar la pérdida de ingresos por cancelaciones no logran realmente compensarla, no solo por la posibilidad de no revender la plaza, sino por los costes o comisiones que se pagan a agentes turísticos y por la necesidad de abrir nuevas plazas a última hora a un precio inferior.

Maggi asegura que “la aplicación de la inteligencia artificial ayudaría a las empresas a ahorrar en costes, ya que evitaría parte de las reclamaciones que se generan por overbooking, y beneficiaría a la imagen de la marca”. Asimismo, destaca que hay un gran porcentaje de reclamaciones que se desestiman y un volumen mayor que no llega a presentarse, pero que tienen consecuencias en la imagen de marca y generan una pérdida de fidelidad por parte de los clientes. Esto acaba afectando al rendimiento del negocio, por lo que las aerolíneas y otras empresas del sector turístico necesitan reducir al máximo el overbooking para mejorar la experiencia del cliente y ganar prestigio frente a la competencia.

Para evitar todos estos problemas que enfrentan habitualmente las aerolíneas, la inteligencia artificial es capaz de analizar ciertos factores indicativos de una posible cancelación de reserva. Por ejemplo, la fecha de la reserva y el vuelo, la antelación con que se ha reservado, el número de pasajeros, el origen y destino del vuelo y otros factores como peticiones especiales, el precio o la clase de la reserva. Empleando diferentes modelos de predicción adaptados a este tipo de datos, la IA es capaz de prever la posibilidad de que la reserva se cumpla o sea cancelada.

Esto proporcionaría un margen de tiempo superior para que las aerolíneas pudiesen maniobrar, revendiendo la plaza con una mayor seguridad de que el cliente original va a cancelar su reserva. Así se reduciría sustancialmente el overbooking y se podría ofertar esa plaza a un precio más cercano al original, incluso al mismo precio. Maggi destaca que tanto los hoteles como las líneas aéreas lidian constantemente con el overbooking, pero este problema se ha acentuado con la generalización de las plataformas online, que ha llevado a un cambio de comportamiento por parte de los usuarios. Y destaca que la IA tiene el potencial para ayudar a estas empresas a mitigar las consecuencias del aumento de cancelaciones.