Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los 10 principales objetivos para los CIO en 2019

  • Líderes digitales

mano ejecutivo trasnformación

Durante este año los CIOs se enfrentan a importantes cambios en sus organizaciones, tanto por la transformación tecnológica como por el cambio en la cultura y en la operativa dentro de sus empresas. Para alcanzar el éxito frente a estos nuevos retos en 2019, los expertos de Gartner recomiendan enfocar sus esfuerzos en diez objetivos principales.

Las empresas están entrando en una fase de transformación que está revolucionando desde la tecnología subyacente a la propia forma de trabajar y de relacionarse con los clientes y socios. Esto genera nuevos retos a los CIOs, que deben enfrentarse a profundos cambios, tanto en lo tecnológico como en lo cultural, por lo que es importante que estudien con cuidado sus estrategias para tener éxito. De cara a 2019, los expertos de la consultora Gartner identifican 10 objetivos principales en los que deberían centrarse, y los han agrupado en tres categorías. La propuesta de estos expertos no es que se cumplan todos estos objetivos, sino que recomiendan a los CIOs que enfoquen sus esfuerzos especialmente en tres o cuatro de estas metas durante este año, sin perder de vista el resto.

Replantear el alcance y el propósito

Esta categoría engloba varios objetivos vinculados a la forma en que los CIO se plantean sus estrategias y las evalúan para determinar si son las correctas para su negocio. Aquí, Gartner incluye el fortalecimiento de la visión periférica, lo que permite a los responsables de TI abrirse a campos clave como a innovación, saliendo de la clásica “visión de túnel” que limita las opciones. Como refuerzo para esta estrategia conseja acudir a eventos de nuevas tecnologías, que pueden proporcionar nuevas ideas útiles.

Además, recomienda cambiar el enfoque del CIO sobre la digitalización del “cómo” al “por qué”. Reevaluando las motivaciones de la empresa para adentrarse en nuevos terrenos digitales se puede conocer mejor si conviene o no continuar con las estrategias desarrolladas en 2018, o si interesa más reorientar el enfoque anterior.

El otro objetivo que Gartner incluye en esta categoría es el de intentar ocupar espacios digitales en blanco. Esto consistiría en localizar campos vinculados a la tecnología en los que su competencia no esté teniendo éxito y crear un equipo reducido que estudie esos temas para evaluar las posibilidades que pueden tener explotando esas áreas de nicho.

Reiniciar la forma de pensar

Por un lado, los expertos recomiendan cambiar el enfoque basado en el presupuesto por otro, más centrado en la relación entre las ganancias y las pérdidas comerciales. Esto significa cambiar el enfoque de TI de los costes al crecimiento de los ingresos, centrándose en cómo el desarrollo de TI contribuye al negocio, y no en el coste que tiene.

En segundo lugar, Gartner sitúa el objetivo de convertirse en líder de una visión basada en la neurociencia, para entender por qué se hace lo que se hace. Esto requeriría hacer planes de formación centrados en la ciencia del comportamiento, tanto para los responsables como para parte del equipo, mejorando “la salud mental del departamento”. Este objetivo está especialmente indicado para las organizaciones que están inmersas en un cambio cultural importante, donde los trabajadores pueden perder el enfoque o el compromiso con la compañía.

El tercer objetivo en esta categoría es el de establecer períodos de “desintoxicación digital”, que supondrían estar entre tres y cinco días desconectado de la tecnología. Y, posteriormente, Gartner indica que se podrían considerar otras medidas como la desactivación de las notificaciones o la planificación y realización de reuniones sin tecnología digital de por medio. Este curioso enfoque puede ayudar a reducir los niveles de estrés y, además, proporcionar otras mejoras como la potenciación del pensamiento lateral y la amplitud de miras.

Como indican los expertos de esta consultora, no se trata de desvincular al CIO de la tecnología, lo cual no tendría sentido, sino de proporcionar períodos de descanso que le permitan afrontar el trabajo con más fuerza. De hecho, el cuarto objetivo de esta categoría sería el establecer otros períodos para experimentar con las nuevas tecnologías emergentes. Esto debería ser complementario al resto de tareas dentro del área tecnológica, y requeriría una mayor inmersión y dedicación para entender mejor estas tecnologías y poder evaluar correctamente si son aplicables dentro de la organización.

Modificar comportamientos y creencias

Gartner recomienda a los CIOs plantearse tres objetivos en esta categoría. El primero sería eliminar los sesgos empresariales, es decir, analizar con objetividad las necesidades de la empresa, el talento interno y las políticas de contratación para detectar las carencias y los frenos existentes para el avance de la organización. Así se puede entender mejor cómo potenciar las capacidades de la plantilla, potenciando la promoción interna, a la vez que se centran las contrataciones en el talento externo que verdaderamente requiere la empresa.

También indica que se debería revisar la forma de comunicación entre los líderes de departamento, de forma que se genere una mayor integración del CIO en la junta directiva, que actualmente se percibe como si perteneciese a un área apartada. Esto, además, permitiría ampliar de forma más natural los ámbitos de actuación del departamento de TI, integrándose más en las diferentes áreas de la organización.

Como último objetivo en esta categoría, Gartner vincula el punto anterior con el cambio de percepción que tiene el resto de la organización del departamento de sistemas, que tradicionalmente ha sido algo negativo. Afirma que los CIOs deben avanzar hacia una cultura dentro del departamento que fomente el orgullo y la positividad.