Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los servicios TI basados en el consumo permiten ahorrar a las empresas

  • Negocios

HPE infraestructura

Migrar los servicios TI a nube es sin duda una de las formas más sencillas de liberar a la organización de la complejidad que supone administrar las aplicaciones y los datos. Pero las empresas están comprobando que hay cosas que no tiene sentido subir a cloud y, en estos casos, los servicios TI basados en el consumo permiten devolver estas tareas al entorno local sin invertir en hardware, ayudando a equilibrar ambos entornos.

La TI basada en el consumo se define como los servicios o infraestructura ofrecidos en un modelo “local”, que solo generan cargos cuando se utilizan, en modalidades de pago por uso. Esto abarca desde las soluciones SaaS tradicionales o basadas en la nube a modelos de suscripción con tarifas fijas o de arrendamiento. Este tipo de ofertas están encontrando su lugar en los entornos de TI híbrida que están proliferando en el entorno empresarial. Porque subir todo a la nube genera gastos innecesarios y no es eficiente en muchos casos, y las organizaciones están adoptando cada vez más estas modalidades de pago por uso en su constante búsqueda de la forma más eficiente, asequible, escalable, equilibrada y segura de administrar sus datos.

En un reciente estudio realizado por Futurum se ha visto que el 80% de las empresas considera que la seguridad es el principal factor para adoptar los servicios TI basados en el consumo, mientras que un 54% señala el control de costos. Estos son los motivos principales, pero hay otros, y cada organización está encontrando razones propias para contratar estos servicios. Expertos de esta firma de investigación señalan que los modelos de TI basados en el consumo se están convirtiendo en una pieza fundamental del puzle que componen los entornos de TI híbrida. LA creciente complejidad de estas arquitecturas y el rápido avance tecnológico que se está dando en el ámbito empresarial y de la nube hacen difícil que las empresas se adapten por sí solas a esta rápida evolución, algo en lo que ayudan las terceras partes que ofrecen estos servicios, ya que cuentan con más capacidad para actualizar sus equipos y tecnologías.

Por ello Futurum indica que los servicios TI basados en el consumo son una buena forma de respaldar las necesidades de las empresas a medida que se adaptan a las nuevas tecnologías, permitiéndoles probarlas a una pequeña escala, y ampliar su alcance a medida que se hace necesario. Esto ha llevado a los grandes proveedores como HPE, Dell, Lenovo o Cisco a lanzar ofertas de este tipo, que cada vez tienen más clientes en todo el mundo.

Futurum pronostica que este modelo de prestación de servicios de TI tendrá un impacto mayormente positivo en los departamentos de tecnología de las organizaciones. Especialmente porque facilitan la adopción de nuevas tecnologías y proporcionan una mayor agilidad para adaptarse a los cambios, sin tener que destinar muchos recursos a la administración y reparación del hardware local.

Pero también existen barreras importantes para la adopción generalizada de los servicios de TI basados en el consumo, principalmente debidos a los presupuestos, a las modalidades de contratación y a la falta de conocimiento de los líderes de TI acerca de los beneficios que pueden aportar estas modalidades de servicio en sus organizaciones. Pero los últimos sondeos señalan que las empresas que han invertido en servicios de TI basados en el consumo han obtenido beneficios superiores a los que habían anticipado al realizar su inversión, entre ellos el poder ofrecer un mejor servicio a sus clientes.