Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Desafíos que enfrenta la industria para implementar la Calidad 4.0

  • Negocios

industria conectada

Este concepto se basa en aplicar las nuevas tecnologías de la información a la gestión de calidad en la industria 4.0, algo que puede proporcionar grandes beneficios potenciales. El objetivo de muchas empresas es lograr este avance en los próximos cinco años, pero para ello se enfrentan a una serie de desafíos organizativos y tecnológicos.

La firma Boston Consulting Group ha llevado a cabo un estudio sobre la percepción y los planes que tienen las empresas en relación al concepto Quality 4.0. Sus resultados muestran que muchos de los entrevistados reconocen el potencial de aplicar esta innovación en todas las etapas de la cadena de valor, pero muy pocos han desarrollado una estrategia o un programa concreto para su implementación. El estudio muestra que casi dos terceras partes de los fabricantes opinan que la calidad 4.0, que implica la aplicación de las tecnologías digitales propias de la industria 4.0 para mejorar la gestión de la calidad, tendrá un importante impacto en su funcionamiento durante los próximos cinco años.

Esto permitirá reducir la tasa de errores en los procesos de fabricación, reduciendo los costes derivados de la producción de productos de mala calidad. Aunque solo un 16% de los entrevistados afirma haber comenzado la implementación de Quality 4.0. Mientras tanto, un 20% dice que su compañía ha comenzado a planificar la implementación, pero un 63% ni siquiera ha llegado a la fase de planificación. Destaca que las empresas europeas han comenzado antes que las norteamericanas, con un porcentaje del 21% frente a solo el 6%.

De estos números se extrae que las industrias están encontrando dificultades para aplicar este nuevo enfoque en su transición hacia el modelo de industria 4.0, y el estudio ha ahondad en las causas. Según comentó David Ryeson, socio de Boston Consulting Group y coautor del informe, “Los participantes de la encuesta identificaron una escasez de habilidades como el principal impedimento para la adopción. En particular, los participantes consideran las soft skills, como la gestión del cambio, la comunicación y el trabajo en equipo, como las habilidades más importantes para el éxito, incluso cuando reconocen la necesidad de mejorar sus habilidades de análisis y big data”.

Esto lleva a los expertos a pensar que las empresas necesitan adoptar un enfoque múltiple para la adopción de la Calidad 4.0, que abarque todos los problemas estratégicos, culturales y tecnológicos relacionados. Y afirman que las empresas que sigan esta senda encontrarán beneficios adicionales, además de la mejora de los procesos de producción. Por ejemplo, mayor competitividad por la mejora de la experiencia del cliente y una mayor eficiencia operativa.

Además, destacan una serie de oportunidades y desafíos derivados del concepto de Calidad 4.0. Por un lado, opinan que las áreas que más se pueden beneficiar son la fabricación y la investigación y desarrollo (I+D). Y esto impactará a su vez en otras áreas como la logística y las ventas.

En cuanto a las tecnologías habilitadoras de este avance, los expertos destacan el análisis predictivo, los sensores, las tecnologías de seguimiento y los circuitos de retroalimentación electrónica. Como dato, para el 60% de los encuestados el análisis predictivo mejorará el rendimiento de calidad y el resultado final dentro de cinco años, mientras que solo un 16% lo está percibiendo en la actualidad.

Pero de la encuesta también se extrae que hay una gran falta de preparación para trabajar con estas tecnologías. Solo un tercio de los encuestados afirma entender cómo este proceso de digitalización cambiará la gestión de la calidad en su empresa. Y solo un 17% cree que cuenta con el personal adecuado para lanzar una iniciativa de calidad 4.0, mientras que solo un 5% tiene una estrategia para captar el talento necesario para este avance.

Otro desafío que enfrentan las empresas del sector industrial con respecto a la digitalización es el cambio cultural. Un 57% de los entrevistados afirma que las iniciativas de calidad forman parte de su estrategia a nivel ejecutivo, pero solo el 27% cree que la empresa ha trasladado sus metas y objetivos de calidad a todas las capas de la organización. Además, solo el 14% opina que todos sus trabajadores entienden el rol que juegan para lograr los objetivos de calidad de la organización.

Los siguientes desafíos que identifican los líderes de las organizaciones son de naturaleza tecnológica, mientras que para el personal de niveles más bajos son de tipo estratégico y cultural. Esta diferencia en la percepción parece indicar que las barreras tecnológicas se perciben más por parte de los responsables, a medida que avanza la implementación, mientras que para el resto de trabajadores los problemas de cultura generan una desafección que afecta al proceso. Por ello, se recomienda establecer una hoja de ruta clara y fomentar una cultura empresarial que ayude a que la calidad sea percibida como un proceso natural que forma parte de la transformación digital.