Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las empresas priorizarán la inversión en Business Intelligence

  • Negocios

expansion negocio

Mantener la competitividad en los negocios requiere de una información actualizada y fiable para apoyar la toma de decisiones, algo que en la era digital depende de una buena estrategia de inteligencia de negocio. Por ello, una cuarta parte de las empresas ha situado este campo como su principal prioridad de inversión para este año.

En los últimos tiempos ciertas tecnologías emergentes se han posicionado en la lista de las que más beneficios han aportado a las empresas españolas. Por ejemplo, la robótica y la automatización, señaladas por un 57% de los directores financieros de nuestro país. Otras son Blockchain (50%), la inteligencia artificial (33%) o IoT (13%). Pero de cara a lo que resta de año y el que viene las prioridades de inversión de las organizaciones españolas van a dirigirse a ciertas áreas clave, y no necesariamente a esas tecnologías en concreto. Por ejemplo, según revela u reciente estudio elaborado por American Express, un 30% elevará el gasto en la protección de los datos de sus clientes, proveedores y empleados.

Esto abarca diferentes tecnologías, al igual que la inteligencia de negocio (BI), que ha sido señalada por un 23% de las organizaciones españolas como su principal prioridad de inversión para este año, junto con la mejora de las capacidades de analítica de datos, que está directamente vinculada al Business Intelligence. A continuación, se situará la mejora de protección frente a brechas de seguridad de datos y el cloud computing (13%), y la lista se cierra con la tecnología móvil y las aplicaciones específicas para sus procesos internos (10%).

Lo que está claro es que la inteligencia de negocio se ha convertido en un área clave para las organizaciones, que necesitan contar con mejor información para apoyar la toma de decisiones de negocio. Y esto depende de las nuevas tecnologías de analítica de datos e inteligencia artificial, que formarán parte de las inversiones de las empresas en BI. Esto impulsará también el gasto en las infraestructuras TI y servicios en la nube asociados a la analítica, que verán un impulso en las ventas a lo largo del año.

Esto será así porque los responsables financieros de las organizaciones perciben este campo, y las tecnologías vinculadas a él, como unas de las que más beneficios les proporcionarán. Pero estas y otras innovaciones también generarán desafíos a las organizaciones. En este sentido, un 53% de las empresas ha señalado IoT como la que generará los mayores desafíos. A continuación, se situará Blockchain (50%) y las aplicaciones Fintech para pagos, gestión de riesgo o de la inversión (37%). Para el 33% los mayores desafíos provendrán de la robotización y automatización, y para el 27% de la inteligencia artificial.

Pero estos retos generarán mayores inversiones por parte de las empresas, y según este estudio un 50% ya ha comenzado a invertir en IoT, un 40% en tecnologías de inteligencia artificial, un 23% en robótica y automatización y un 20% en las aplicaciones Fintech antes mencionadas. Además, un 30% incrementará la inversión en proteger los datos de sus clientes, proveedores y trabajadores, un 70% en infraestructuras y un 47% en tecnologías móviles.

Por otro lado, para superar los retos que impone el avance de estas tecnologías en las empresas, estas invertirán más en la contratación de empleados capacitados y en la formación de su plantilla, con el fin de mejorar sus habilidades en campos tecnológicos. La combinación de estas dos vías es la única forma de afrontar la actual escasez de talento tecnológico en las organizaciones, que en la mayoría de los casos no puede suplirse a través de nuevas contrataciones. Y, para mejorar en campos clave como la inteligencia de negocio, es imprescindible contar con personal capacitado para trabajar con las nuevas herramientas digitales como la inteligencia artificial.