Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las empresas minoristas reinvertirán sus ganancias en mejorar la logística

  • Negocios

logistica-entregas

El comercio minorista está creciendo mucho con el avance constante de las plataformas de venta digitales, pero se enfrenta a grandes retos en materia de logística. Los consumidores demandan un cambio importante en el modelo de entrega de paquetes, y a partir del año que viene los expertos afirman que las empresas de retail van a reinvertir gran parte de sus ganancias en optimizar los servicios de entrega.

Los consumidores están apostando cada vez más por el comercio electrónico para realizar muchas de sus compras, lo que está generando una verdadera revolución entre las empresas minoristas. Teniendo en cuenta la gran competencia existente en las ventas por Internet, las empresas se han apresurado para mejorar esta parte de su infraestructura comercial, invirtiendo en su propia tienda online y en posicionarse dentro de las grandes plataformas como Amazon y similares.

Esto les ha permitido mejorar sus ganancias, pero la competencia continúa, y los consumidores demandan mejores servicios de entrega, con más inmediatez y flexibilidad a la hora de concertar la recogida de sus paquetes. Porque tener que esperar en el domicilio o en la oficina a que llegue un paquete, y que después la entrega falle sin avisar es algo muy común, y los clientes demandan una mejora radical en los servicios.

Para acabar con estos problemas, los expertos afirman que las empresas de comercio minorista van a incrementar las inversiones en mejorar la parte de logística y entrega de productos al cliente final. Esto supone llevar a cabo una transformación importante dentro de sus almacenes y en lo que se refiere a todos los sistemas implicados en la logística. Pero, a su vez, afectará al siguiente eslabón de la cadena, que son los servicios de mensajería que entregan los paquetes.

Porque sin realizar cambios radicales en esta última parte de la cadena de suministro minorista no se puede mejorar el servicio al cliente, y cada vez es más evidente que se debe cambiar el modelo de los servicios de mensajería y de logística. La solución está en aplicar las nuevas tecnologías, tanto para un mejor seguimiento de los paquetes como para dar un paso adelante en la mejora de la comunicación con el cliente final.

Las previsiones de los expertos son que en los próximos doce meses el panorama va a comenzar a cambiar, impulsado por las inversiones de las empresas de comercio minorista. Por un lado, se espera implantar la entrega los 7 días de la semana. Por otro, se espera incorporar vehículos más ligeros a la flota de muchas mensajerías, que se encargarán de la entrega en el último kilómetro.

Pero la verdadera mejora vendrá de la mano de una nueva forma de interactuar entre el cliente, el vendedor y el transportista, mediante sistemas que permitan concertar la entrega de forma más flexible y adaptada a las necesidades y preferencias de los clientes. Esto supone aplicar la IA a la gestión logística, un avance que comenzará a desarrollarse el año que viene, generando un efecto disruptivo en el comercio minorista en general, y en el campo de la logística en particular.