Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

5 desafíos tecnológicos para la industria de fabricación

  • Negocios

Fabricas inteligentes

Uno de los sectores en los que la transformación digital está teniendo un efecto más disruptivo es el de la fabricación, que está evolucionando hacia nuevos paradigmas que están revolucionando la industria. Pero, según los expertos, en 2020 las empresas se enfrentan a una serie de desafíos tecnológicos que dificultarán la adopción de las nuevas tendencias digitales.

La transformación digital de la industria de fabricación está en marcha, con empresas que ya se han embarcado en la modernización de sus procesos y de su estructura en general. Esto supone un enorme reto para muchas organizaciones del sector, que tradicionalmente han trabajado en “modo analógico”, con muy pocas aplicaciones digitales o sistemas informáticos modernos, y que ahora deben acometer grandes cambios.

Según los expertos de la firma IFS, especialista en aplicaciones de gestión empresarial para el sector industrial, las organizaciones dedicadas a la fabricación se enfrentan a cinco desafíos tecnológicos fundamentales que dificultarán el desarrollo de esta transformación a lo largo de 2020. Según su análisis, estos cinco retos están relacionados con la inteligencia artificial, las redes 5G y el cambio de enfoque hacia el cliente, y también a otras cuestiones propias de este sector, como son la sostenibilidad en los procesos industriales y el etiquetado inteligente.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Todos estos desafíos están estrechamente ligados a la actividad que se realiza en las empresas dedicadas a la fabricación, y están condicionados por los constantes cambios en la demanda de los consumidores. Porque los clientes exigen a los fabricantes una respuesta tecnológica a su medida y más flexibilidad para que los productos se ajusten mejor a sus necesidades concretas. Y esto solo se logra a través de la transformación digital de la industria manufacturera, implementando tecnologías que permiten modernizar los procesos para que los fabricantes puedan modificar sus productos con más agilidad, adaptándose constantemente a las cambiantes exigencias del mercado.

Según dijo Colin Elkins, director global de industria en IFS, “la consecuencia directa de este decisivo cambio será una industria revitalizada y con mayores ingresos, que permitirá a las compañías más disruptivas desafiar el poder de los grandes gigantes de la industria fabricante de bienes de consumo (CPG)”. Y una de las tecnologías que más impacto tendrá en la forma de trabajar de los fabricantes es 5G, que ofrecerá nuevas e interesantes posibilidades para la automatización a través de la interconexión de la maquinaria y los sistemas TI empleados en la industria manufacturera.

En este sentido, Antony Bourne, Vicepresidente Senior de IFS Industries, afirmó que esta tecnología tendrá “un impacto directo en la automatización industrial, ya que la conectividad ubicua y permanente y su latencia ultra baja reforzarán sus comunicaciones al tiempo que pondrán a su disposición una ingente cantidad de datos que luego podrán aprovecharse, mediante tecnologías de aprendizaje automático, para acceder a nuevos ahorros de costes y mayores eficiencias operativas”.

Otra de las innovaciones aplicadas a la industria manufacturera que supondrán un gran reto para las empresas del sector es la inteligencia artificial. Según el último estudio realizado por IFS, el 40% de los fabricantes tienen previsto implementar esta tecnología para mejorar su productividad. Y lo harán principalmente en tres áreas concretas, que son la planificación del inventario y la logística, en la programación de la producción y también en la gestión de las relaciones con los clientes.

Además, se prevé que la inteligencia artificial aplicada a los procesos permitirá a las empresas anticiparse a muchos de los problemas que suelen producirse durante los procesos de fabricación, especialmente en cuanto a la calidad final de los productos. Y también permitirá a los fabricantes crear productos más ajustados a los gustos y necesidades de los consumidores finales.

La siguiente tendencia que los expertos de IFS prevén que constituirá un desafío fundamental para las empresas este año se la búsqueda de una mayor responsabilidad medioambiental. Esto es especialmente importante en el sector industrial, ya que muchas industrias manufactureras son responsables de generar gran cantidad de residuos, por lo que reducir el impacto medioambiental es un gran reto. Y se prevé que este año las empresas en general apuesten por nuevos procesos de fabricación más respetuosos con el medio ambiente.

Y relacionado con esto identifican que las empresas van a implementar numerosos cambios en el campo del etiquetado, donde están buscando nuevas formas de generar confianza en los clientes a través de un etiquetado con más información útil y mejor explicada, que a su vez sea más respetuosa con el medio ambiente. Y aquí entra en juego lo que los expertos denominan etiquetado inteligente, una tendencia tecnológica que se basa en la nanotecnología para integrar sensores que detectan las emisiones producidas por los alimentos a partir de una determinada fecha.