Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Un tercio de los españoles cree que su trabajo se automatizará en 10 años

  • Negocios

Automatización

El último estudio de Ipsos sobre el progreso de la automatización en España muestra que el temor a la automatización y la consiguiente pérdida del empleo es mayor en los mercados emergentes. Y, en España, una tercera parte de los trabajadores cree que en 10 años su trabajo habrá sido automatizado, mientras que un alto porcentaje no ve peligro para su puesto de trabajo.

El estudio realizado por la firma Ipsos, en colaboración con el Foro Económico Mundial, pretende arrojar un poco de luz sobre el avance de la automatización y sobre la percepción que tienen los trabajadores acerca del futuro del trabajo, a medida que vayan integrándose las nuevas tecnologías inteligentes en las empresas. En opinión de los analistas, tecnologías como la inteligencia artificial y el aprendizaje automático están abriéndose paso en el entorno empresarial, proporcionando nuevas formas de abordar las tareas diarias, especialmente de carácter administrativo, que suenen ser más repetitivas y tediosas.

Pero poco a poco, de la mano de los nuevos asistentes digitales, las tecnologías de automatización van a poder aplicarse a trabajos de otro nivel, como a ciertas tareas relacionadas con la organización y la gestión. Porque la IA y el ML ofrecen numerosas posibilidades en el ámbito de las empresas, muchas de ellas todavía por descubrir. Claro, que esto va a tener un impacto importante en el mercado laboral, ya que muchos trabajos actuales van a desaparecer o van a transformarse hasta el punto de ser irreconocibles en unos años.

Según la encuesta de Ipsos, realizada en 28 países distintos, un 35% de la población ve probable que su puesto de trabajo sea automatizado en los próximos 10 años. Mientras tanto, un 54% piensa que es poco probable que esto se produzca y un 11% no está seguro de lo que sucederá. Pero existen importantes diferencias entre unas regiones y otras, siendo las economías emergentes donde peor se perciben los cambios que traerá la automatización.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Por ejemplo, un alto porcentaje de los trabajadores de ciertos países están convencidos de que su puesto de trabajo se automatizará en la próxima década, como son India (71%), Arabia Saudí (56%), China (55%), Brasil (51%) o México (50%). En el otro lado de la gráfica se encuentran economías más fuertes, como Francia (19%), Reino Unido (17%), Países Bajos (16%), Alemania y Hungría (14% en ambos casos) o España, donde opinan así un 32% de los trabajadores encuestados.

El estudio también refleja que existe una diferencia en cuanto a la confianza que sienten los trabajadores en sus habilidades para mantener su empleo, en función del nivel del puesto de trabajo. De todos los encuestados un porcentaje elevado ve posibilidades de que sus tareas en la organización van a automatizarse en el futuro, siendo un porcentaje considerable de los propietarios de negocios (47%), de los trabajadores que tienen influencia en la toma de decisiones (45%) y de los que cuentan con más nivel educativo (36%). Pero, a su vez, estas personas confían más en sus habilidades para mantener su empleo, con porcentajes del 77%, 78% y 76%, respectivamente.

En el otro lado están tres grupos principales, que son los trabajadores que no tienen en propiedad un negocio, los que no tienen un papel importante en la toma de decisiones y los que no cuentan con un nivel de estudios avanzado. El porcentaje de personas que no creen que su trabajo pueda ser automatizado en estas categorías es del 31%, 29% y 32%, respectivamente. Y también son quienes tienen menos confianza en mantener su empleo en la próxima década, a raíz de la automatización, con porcentajes del 67%, 66% y 66%, respectivamente.

En opinión de Vicente Castellanos, director de estudios sociales de Ipsos España, “la digitalización supone automatizar cada vez más los puestos de trabajo. Del estudio de IPSOS se desprende que cuanto mayor parte de nuestro trabajo se dedique a la toma de decisiones, menos nos sentimos amenazados por la digitalización, y aceptamos de mejor grado que la toma de decisiones se base en herramientas que nos ayuden a decidir mejor”.

Por otro lado, afirma que “quienes ocupan puestos menos vinculados a la toma de decisiones, sienten su futuro más amenazados por la automatización. Las dinámicas demográficas actuales en los países occidentales; con una natalidad muy baja y una inmigración cada vez más controlada, obligan a automatizar cada vez más tareas y lo convierten en una dinámica imparable en un mercado global cada vez más competitivo”.

Como conclusión final, el 69% de los entrevistados durante esta investigación opinan que podrán mantener su empleo a pesar de los cambios que traerá la automatización. El 29% tiene mucha confianza y el 40% solo algo de confianza. En el caso de España, el 66% se siente seguro de tener las habilidades necesarias para que su puesto de trabajo deba mantenerse. Por debajo quedan otros países como Países Bajos (52%), Turquía (50%), México (50%) o India (46%). Pero en otros países la cifra es mucho menor, como en el caso de Japón (5%), Corea del Sur (5%), Polonia (11%), Italia (13%) o Rusia (13%).