Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El gasto mundial en TI podría descender un 2,7% este año a causa del coronavirus

  • Negocios

inversion empresa

A medida que la economía global va enfrentándose a las consecuencias de la pandemia, con la parálisis de muchos sectores en los principales mercados, las organizaciones reducen el gasto al mínimo. Como resultado, los expertos de IDC prevén que este año el gasto mundial en TI podría descender en torno a un 2,7%, un porcentaje que habrá que revisar en el futuro, según se vayan desarrollando los acontecimientos.

Los principales analistas de mercados tecnológicos tratan de anticipar cómo afectará la pandemia a los flujos de oferta y demanda de productos tecnológicos este año, a pesar de que las consecuencias de un evento de escala global tan grave son difíciles de prever. Esta situación no tiene precedentes en el mundo moderno, pero los analistas de IDC están tratando de ofrecer una guía de cómo estos acontecimientos podrían afectar al mercado este año. Sus últimas previsiones son que el gasto global en TI descenderá un 2,7% este año.

Obviamente, achacan este descenso a las políticas de contención del gasto que se están aplicando en la mayoría de industrias, y que tendrán un impacto directo en el gasto en TI. Para hacer estas previsiones se basan en anteriores recesiones económicas, que arrojaron un descenso en las ventas de hardware, software y servicios de TI, por debajo del PIB Real. Según comenta en su informe Stephen Minton, vicepresidente del programa de Customer Insights & Analysis en IDC, “el gasto total en TI disminuirá en 2020, a pesar del aumento de la demanda y el uso de algunas tecnologías y servicios por parte de empresas y consumidores individuales”.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Explicó que “las empresas de los sectores económicos que se ven más afectados durante la primera mitad del año reaccionarán retrasando algunas compras y proyectos”. A esto añadió que la dificultad para prever el impacto en cuestiones sanitarias obligará sin duda a que muchas organizaciones adopten un enfoque de máxima cautela a la hora de planificar los presupuestos a corto plazo. En pocas palabras, que a pesar de que ofrecen una cifra general para la pérdida que se vivirá este año en el mercado TI, todo está sujeto al desarrollo de circunstancias que no se pueden prever ni mucho menos controlar. Una epidemia no responde a cuestiones económicas, pero sí que puede imprimir sensaciones que acaban transmitiéndose a las estrategias de gasto de las organizaciones, principalmente el miedo.

Curiosamente, desde IDC prevén que se va a reducir sustancialmente el gasto en ordenadores personales, tabletas, dispositivos móviles y periféricos. Las previsiones son que el gasto general en dispositivos podría bajar un 8,8%, y que el mercado de PC se enfrentará a un descenso por el fin del ciclo de actualización a Windows 10. Pero donde el impacto será mayor será en el mercado de smartphones, que solo logrará recuperarse con la implantación final de 5G, que no será este año.

Mientras tanto, el gasto en servidores, plataformas de almacenamiento y hardware de red, según IDC, disminuirá a pesar del impulso en la demanda de servicios en la nube. Esto se debería a que los clientes empresariales serán muy cautos a la hora de invertir este año, ya que es difícil saber hasta que punto podría reducirse su actividad a medida que avance la crisis sanitaria. Y tampoco está claro el tiempo que llevará a las empresas recuperarse tras acabar con lo peor de la pandemia. Las estimaciones de IDC son que el gasto total en infraestructura, incluyendo la nube, podría crecer un 5,3%, pero la mayor parte corresponderá a gasto empresarial en infraestructura como servicio (IaaS) y al gasto de los proveedores de este tipo de servicios. Al mismo tiempo, el gasto total en servidores y sistemas de almacenamiento podría descender un 3,3%, mientras que el gasto en equipos de red para empresas podría bajar un 1,7%.

En palabras de Minton, “el gasto en hardware en general siempre se identifica por los recortes rápidos del gasto durante cualquier crisis económica, como un medio para que las empresas protejan rápidamente la rentabilidad a corto plazo. En colapsos económicos anteriores, el hardware de TI ha tendido a sobrepasar el ciclo económico tanto en la fase negativa como en la fase de recuperación. Esto se debe a que los impulsores de la demanda subyacente no cambian de la noche a la mañana, pero el momento de las compras se modifica y se retrasa, y esto ahora puede que se haga aún más rápido que en el pasado”.

En este sentido, explicó que la diferencia en la situación actual es que la nube se ha convertido en un factor clave para sostener las operaciones y la economía en las empresas, mucho más que en las anteriores recesiones, por lo que creen que la volatilidad en el gasto será menor que en las dos grandes crisis económicas que tuvieron un gran impacto en el gasto de las organizaciones en TI.