Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El gasto TI caerá este año en casi todas las industrias

  • Negocios

Descenso

Las últimas previsiones de IDC indican que el gasto mundial en TI disminuirá un 2,7% este año, a causa de la desaceleración global de la economía que está causando el coronavirus. Aunque afirman que el impacto no será el mismo en todas las industrias, ya que habrá sectores como el turístico o el de la hostelería que sufrirán mucho más por el confinamiento y las restricciones que vendrán después.

Tras las primeras etapas de la pandemia los expertos ya han podido evaluar mejor el efecto que tendrá esta crisis en los diferentes sectores de la economía. En lo que se refiere a gasto de las empresas en tecnologías de la información, se prevé que en 2020 este descenderá un 2,7% en términos generales, pero la reducción no será igual en todos los sectores. Según IDC, las industrias de hostelería, turismo, transporte y servicios personales y de consumo están siendo las más afectadas por la crisis, y se espera que su gasto en TI se reduzca un 5% o más este año.

Recomendados: 

WEBINAR >> Teletrabajo: productividad, flexibilidad y seguridad a pleno rendimiento Registro 

WEBINAR >> Autenticación y gestión de identidades, el nuevo perímetro de seguridad Registro

Aunque sus analistas afirman que estas industrias no son las más importantes para el mercado de TI, mientras que la fabricación discreta y de procesos sí son fundamentales para las ventas de tecnología, ya que juntas representan casi 400 millones de dólares. En este caso, IDC pronostica que estas dos industrias reducirán el gasto en TI en un 3% este año, afectando seriamente a las cifras generales de este año.

Al mismo tiempo, prevén que las industrias consideradas como más resistentes a la recesión no reducirán tanto el gasto, por ejemplo, las agencias gubernamentales, que mantendrán las cifras de gasto tecnológico en positivo, sobre todo gracias a las inversiones en atención médica y telecomunicaciones. Mientras tanto, los servicios profesionales serán los que mantendrán más solidez en el gasto, que podría aumentar un 1,7% en 2020.

Como dijo Jessica Goepfert, vicepresidenta del programa de análisis e información del cliente, en IDC, “si bien las industrias que ofrecen servicios digitalmente habilitados o críticos ofrecen algunos signos positivos, aquellas industrias que dependen de productos físicos, una presencia en persona o que brindan servicios de lujo están luchando”. En su opinión, “una vez que la repriorización a corto plazo esté en marcha, el siguiente paso es comprender el camino hacia la recuperación. Por ejemplo, las industrias que han sufrido importantes paradas y despidos serán más lentas para invertir en tecnología que aquellas que han podido mantener cierta normalidad en las operaciones”.

Por ello, señaló que “para mitigar el riesgo y la exposición a la recesión económica, los proveedores de tecnología deben priorizar y reorientar sus esfuerzos hacia los segmentos más resistentes”. Estas diferencias también estarán relacionadas con el tamaño de las empresas, ya que las previsiones indican que la mayor reducción del gasto se dará en las pequeñas oficinas (menos de 10 empleados) y en las empresas pequeñas (10-99 empleados), que podrían reducirlo en un 4,9% y 2,9% e 2002. Mientras tanto, las empresas grandes (500-999 empleados) y las muy grandes (más de 1.000 empleados) reducirán sus inversiones en TI en solo un 1%.

El pronóstico de IDC señala que el hardware será la categoría de tecnología que más ingresos perderá este año a causa del coronavirus, con un descenso del 5%, causado por las reducciones del gasto en infraestructura a corto plazo. Por su parte, los servicios de TI y los servicios empresariales no perderán tantos ingresos, y el software podría registrar un aumento de casi el 2%, impulsado por la compra de aplicaciones colaborativas, de administración remota y otras herramientas empresariales que están usándose más durante el confinamiento.